Martes, 12 de Febrero de 2008

IU amenaza con llevar a tribunales la censura en las preguntas que no gustan a Esperanza Aguirre

EFE ·12/02/2008 - 17:40h

EFE - La portavoz de Izquierda Unida, Inés Sabanés.

La portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés, ha afirmado hoy que no renuncia a adoptar "medidas judiciales" ni otras iniciativas de presión contra la "censura" en la Cámara de las preguntas de la oposición que "desagradan" a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre.

Sabanés ha hecho esta advertencia tras negarse a admitir la Mesa de la Cámara y la Junta de Portavoces que IU preguntara a Aguirre en el próximo pleno "si comparte las valoraciones recientemente vertidas por la Conferencia Episcopal".

Según ha explicado Sabanés, el portavoz del PP, Antonio Beteta, ha dicho en la Junta de Portavoces que esta pregunta no se ajustaba al Reglamento porque no versaba sobre la acción del Gobierno regional, ni se sabía a qué valoraciones aludía.

A juicio de IU, esos dos argumentos servirían también para haber rechazado la pregunta que el propio Beteta formulará a Aguirre el próximo jueves sobre "cómo valora las declaraciones de la ministra de Medio Ambiente en relación con los trasvases".

Inés Sabanés, que pedirá el amparo de la Mesa por esta "discriminación", ha vuelto a criticar la "ley del embudo" que, en su opinión, se practica en la Cámara, y ha advertido de que "no se resigna a estar al mandato del PP en esta Asamblea".

Tras considerar de "enorme gravedad poner la Asamblea al servicio de la estrategia de un grupo parlamentario y del Gobierno regional", ha responsabilizado a la presidenta del Parlamento, Elvira Rodríguez.

Por su parte, la portavoz del PSOE, Maru Menéndez, ha recordado que a su grupo no se le permite preguntar a Esperanza Aguirre por su disposición a dimitir como presidenta de la Comunidad para entrar en la lista del PP al Congreso, a pesar de haber formulado la pregunta "de todas las formas posibles".

Menéndez ha afirmado que la situación de "censura" en el Parlamento madrileño es de "extrema gravedad" y que la posición de la Asamblea de rechazar preguntas "incómodas" para Aguirre es "absolutamente dependiente y sumisa al grupo parlamentario del PP".