Martes, 12 de Febrero de 2008

Solbes augura que la inflación bajará este año y ve la evolución salarial muy razonable

EFE ·12/02/2008 - 11:03h

EFE - El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, durante la conferencia que impartió en la Fundación Caixa Galicia de La Coruña el 7 de febrero pasado.

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, auguró hoy que, tras un repunte temporal, la inflación a final de 2008 será "sustancialmente menor" a la actual y, en este contexto, se declaró satisfecho de la "muy razonable" evolución de los salarios.

Solbes coincidió con el diagnóstico de sus socios de la moneda única de que la aceleración de los precios de consumo, tanto en Europa como en España, es resultado del encarecimiento de la energía y los alimentos y también recordó que es fundamental evitar subidas encadenadas en otros precios y, sobre todo, en los salarios.

Según los primeros cálculos, el IPC Armonizado se situó en enero en la eurozona en el 3,2 por ciento -el nivel más alto desde que comenzó a registrarse este indicador, en 1997- y en España avanzó hasta el 4,4 por ciento.

Pero Solbes insistió en que, por la comparación con las fuertes subidas que se produjeron el año pasado, la inflación bajará a partir del segundo semestre, para acabar el año con una tasa "sustancialmente menor a la actual".

Así, si no se producen incrementos parecidos a los de 2007, el IPCA se situará al final del ejercicio por debajo del 3 por ciento en España y muy cerca o por debajo del 2 por ciento en el conjunto de los países de la moneda única, vaticinó.

En cuanto a qué pueden hacer las autoridades, el vicepresidente se mostró de acuerdo con la estrategia planteada por Bruselas, que subraya, en primer lugar, la importancia de evitar una espiral inflacionista de los salarios y de vincular las subidas al aumento de la productividad.

A este respecto, Solbes reseñó que la negociación colectiva ha propiciado en España una evolución salarial "muy razonable" e incluso con la existencia de cláusulas de revisión su contribución a la inflación ha sido "correcta".

También asumió la recomendación de evitar subidas en los precios administrados, aunque recordó que en este ámbito hay que buscar el equilibrio para reflejar adecuadamente el coste de los servicios sin impulsar una aceleración de la inflación.