Martes, 12 de Febrero de 2008

Alonso califica de "mala suerte" el incidente de Afganistán y dice que soldados cumplieron

EFE ·12/02/2008 - 11:23h

EFE - El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, en una imagen de la pasada semana.

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha afirmado hoy que la muerte de un ciudadano afgano por un disparo accidental de soldados españoles ha sido un "asunto de mala suerte" y ha reiterado que los militares cumplieron "estrictamente" las reglas de la misión ISAF de Naciones Unidas.

El titular de Defensa, tras participar en el acto de conmemoración de la Guerra de la Independencia, ha lamentado la muerte del civil afgano y las heridas sufridas por el conductor del vehículo a consecuencia de los disparos disuasorios contra un vehículo sospechoso en la localidad de Farah-Rud.

Alonso ha asegurado que los primeros datos de la investigación dicen que un vehículo se acercó de forma sospechosa y se intercaló entre dos blindados del convoy español.

Ante esta situación, ha agregado el ministro, "los soldados españoles hicieron lo que estrictamente ordenan las reglas de la misión ISAF de Naciones Unidas", es decir en primer lugar dar el alto mediante señales manuales y en segundo lugar dar el alto con señales luminosas.

En tercer lugar, según el Protocolo de actuación o reglas de enfrentamiento, se efectuaron disparos al aire y al suelo, "con tan mala suerte de que uno de los disparos impactó en el suelo y de rebote rozó y lesionó en una oreja al conductor y mató a uno de los ocupantes del vehículo", ha precisado el ministro.

Ha asegurado que "se respetaron todas las reglas de actuación y ha sido un asunto de mala suerte", y ha precisado que "no ha habido ningún disparo directo".

Preguntado sobre la notificación del incidente con casi 24 horas de retraso, el ministro ha señalado que "se informó cuando tuvimos todos los datos disponibles y en condiciones".

Ha apelado a la diferencia horaria de cuatro horas y ha aludido a la dificultad de recabar información en Afganistán.