Domingo, 7 de Octubre de 2007

López-Gallego va de caza en "El Rey de la montaña", un 'thriller' inquietante

EFE ·07/10/2007 - 20:36h

EFE - Leonardo Sbaraglia, protagonista de "El rey de la montaña", el 'thriller' del director madrileño Gonzalo López-Gallego estrenado hoy en Sitges. EFE

El director madrileño Gonzalo López-Gallego, multipremiado por su película "Nómadas", ha estrenado hoy en el Festival de Cine de Sitges, en primicia europea, su último trabajo "El rey de la montaña", un 'thriller' inquietante, con unos cazadores de seres humanos muy influenciados por los vídeo-juegos.

Protagonizada por Leonardo Sbaraglia y la joven María Valverde, la película transcurre por caminos y carreteras secundarias, en medio de unos frondosos bosques, a más de 2.000 metros de altura, y contiene un desenlace inesperado que no deja indiferente al espectador.

Reconociendo influencias de Gus van Sant y de películas como "Deliverance" o "La caza", de Carlos Saura, López-Gallego, también aficionado a los vídeo-juegos, ha explicado en rueda de prensa que deberá ser el público quien saque sus propias conclusiones, aunque en la película temas como la incomunicación o la posibilidad de que alguien acabe sin diferenciar verdad de ficción están siempre presentes.

El origen de este filme, según el guionista Javier Gullón, está en una imagen surgida un día 25 de diciembre, conduciendo él por una solitaria carretera, muy temprano y con resaca, viendo, de repente, una silueta humana en lo alto de una colina.

A la hora de ponerse a trabajar en este proyecto, pensó que de lo que se trataba era de colocar a "un tipo normal en una situación extraordinaria".

La película arranca cuando Quim (Leonardo Sbaraglia), que intenta recuperar a su ex novia, se ve atrapado en medio de un bosque, sin cobertura telefónica, y con un disparo en la pierna, procedente del arma de una figura humana que ve proyectada a lo lejos, en lo alto de la montaña.

Desorientado y sin gasolina en el coche, se encuentra con Bea (María Valverde), una joven con la que antes ya había coincidido en una gasolinera, y con la que intentará escapar de los bosques.

Sbaraglia ha señalado que siempre da prioridad a los proyectos que le "invitan a nuevos retos" y ha remarcado que el guión podía haberse escrito de una manera más convencional a como es abordado, finalmente aquí, por Gullón.

Por su parte, María Valverde, que lleva un año en el que no ha parado de trabajar, ha hablado de la dureza del rodaje y que durante un año fue al gimnasio "poniéndome las pilas, porque Gonzalo me dijo que corría fatal".

En la sección competitiva del festival también hoy se ha presentado en primicia mundial la primera película de los televisivos Luis Piedrahita y Rodrigo Sopeña (Nada x Aquí) titulada "La habitación de Fermat", con cuatro matemáticos encerrados en un cuarto menguante, intentando resolver un gran enigma.

Santi Millán, Lluís Homar, Elena Ballesteros, Alejo Sauras y Federico Luppi dan vida a los principales protagonistas del filme, cuya acción, principalmente, se ubica en una habitación cerrada y que va haciéndose pequeña -gracias a unas apisonadoras- si no descubren a tiempo qué les une y por qué alguien quiere asesinarles.

Un locuaz Luis Piedrahita ha destacado que presentan una película "con las cosas que nos gusta ver en el cine", mientras que Sopeña ha indicado que han apostado por matemáticos como protagonistas, a pesar de ser los dos de letras, porque "siempre aparecen como empollones o personas grises, pero los ha habido en la historia capaces de batirse en un duelo por una teoría o capaces de morir por un enigma".

Los actores, igual que los directores, han dicho que no son muy aficionados a los números, aunque Lluís Homar es hijo de un profesor de matemáticas y Santi Millán es alguien "aficionado a montar el número".