Martes, 12 de Febrero de 2008

El Poder Judicial estudia suspender al juez que obstaculizó la adopción por parte de una lesbiana

Una mujer le acusa de retrasar "de manera maliciosa" el expediente para conseguir la adopción de la hija biológica de su compañera sentimental

EUROPA PRESS ·12/02/2008 - 11:32h

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial estudiará hoy si suspende en sus funciones al juez de Murcia Fernando Ferrín Calamita, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM) haya admitido a trámite la querella que presentó una mujer contra él por retrasar "de manera maliciosa" el expediente para conseguir la adopción de la hija biológica de su compañera sentimental.

El pasado martes, los vocales se dieron por enterados del contenido de un informe encargado al respecto a la Fiscalía, que se ha mostrado favorable a la imposición de la medida cautelar de suspensión.

Dicha medida no afectará de forma inmediata al trabajo en su juzgado, puesto que Calamita se encuentra actualmente de baja por razones psicológicas.

En la querella, interpuesta por el abogado murciano José Luis Mazón, se relata como la querellante inició el expediente de jurisdcción voluntaria para adoptar a una menor, nacida en 2006, hija biológica de su compañera sentimental, tras someterse a un procedimento de inseminación artificial.

El asunto está paralizado "sine die" porque el juez planteó una cuestión de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional "que distorsiona el objeto del debate en perjuicio de los derechos de la querellante, su cónyuge y su hija".

"Ojeriza hacia los derechos de los homosexuales"

Según la querella, Ferrín Calamita presenta "una clarísima aversión u ojeriza hacia los derechos de las personas homosexuales que se refleja en una cadena de resoluciones voluntaristas y estraflarias contaminadas por sus propios prejuicios". Añade que "las creencias e ideologías que deberían quedar en la esfera privada de cada uno aparecen en la figura de un señor que desempeña la función de cumplir la ley".

Por otra parte, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) designará previsiblemente al juez Santiago Torres -quien actualmente instruye el "caso Guateque" en el juzgado número 32 de Madrid- para ocupar la plaza que ha quedado libre en el Juzgado Central de Instrucción número 6 mientras su titular, Juan Del Olmo, disfruta de un permiso de estudios de cuatro meses en París.

Fuentes del Consejo señalaron que es probable que la asignación de la plaza, 'en comisión de servicio', se discuta en la Comisión Permanente que el órgano de gobierno de los jueces celebrará mañana.

No obstante, la decisión podría aplazarse si no llegan a tiempo los respectivos informes sobre los cuatro candidatos que optan al puesto, y que deben remitir tanto el servicio de Inspección del Consejo como las respectivas salas de Gobierno de los tribunales de donde éstos proceden (dos Madrid, uno del País Vasco y otro de Cataluña).

Optan al puesto, además de Torres, los magistrados Pablo Colomina Cerezo y Rafael Ruth Gutiérrez y también el juez Juan José Navas.

No obstante, Torres es el que cuenta con más antigüedad, hecho por el que su candidatura es la considerada más apta, tal y como consta en el informe remitido ya al respecto por la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional.