Martes, 12 de Febrero de 2008

La policía danesa aborta un plan para atentar contra uno de los caricaturistas de Mahoma

Se publicaron en septiembre de 2005 en el diario 'Jyllands-Posten'

EFE ·12/02/2008 - 14:37h

Uno de los esbozos de las viñetas. JYLLANDS POSTEN

La policía danesa ha detenido a tres personas, dos tunecinos y un danés, sospechosas de planear un atentado contra Kurt Westergaard, uno de los doce dibujantes del diario Jyllands-Posten, el principal del país, que publicó en septiembre de 2005 unas polémicas caricaturas de Mahoma.

Un portavoz de los servicios secretos daneses PET confirmó hoy que la operación para desmantelar la presunta célula terrorista tuvo lugar a primera hora de esta mañana en la localidad de Aarhus.

Añadió que las detenciones tuvieron carácter "preventivo" y se efectuaron cuando los presuntos terroristas se encontraban "en la fase inicial" de los preparativos para atentar contra uno de los 12 dibujantes que caricaturizaron a Mahoma. El ciudadano danés es sospechoso de violar las leyes contra el terrorismo, pero lo más probable es que sea puesto en libertad tras prestar declaración.

Respecto a los dos tunecinos, el jefe del PET aventuró que serán expulsados del país.

El director del diario, Carsten Juste, indicó hoy en la edición digital del rotativo que había "planes muy concretos para asesinar a Kurt Westergaard". El caricaturista, de 73 años, y su esposa Gitte, de 66 años, llevaban meses bajo protección policial. 

Conmoción en el mundo islámico 

El diario Jyllands Posten publicó en septiembre de 2005 una docena de caricaturas del profeta Mahoma que inicialmente pasaron desapercibidas, pero que meses después provocaron una ola de protestas en varios países de religión islámica.

Las manifestaciones de protesta contra la publicación de las polémicas caricaturas llegaron a provocar más de un centenar de muertos en distintos países.

Según fuentes policiales, el caricaturista amenazado, cuya identidad no ha sido especificada, dibujo a Mahoma como un hombre de aspecto barbudo y siniestro, que lleva una bomba en su turbante. 

El Islam considera una ofensa la representación en imágenes del profeta Mahoma.