Martes, 12 de Febrero de 2008

Australia refuerza sus tropas en Timor Oriental

El presidente Ramos Horta necesitará ser operado dos o tres veces más en un hospital australiano para recuperarse totalmente del atentado

PÚBLICO.ES ·12/02/2008 - 08:14h

El presidente de Timor, José Ramos Horta. EFE

Las primeras tropas de refuerzo australianas comenzaron a llegar hoy a Timor Oriental, para garantizar la seguridad tras los atentados contra el presidente, José Ramos Horta, y el primer ministro, Xanana Gusmao.

 

Un total de 120 soldados y 70 policías arribaron al puerto de Dili a bordo de la fragata HMAS Perth, cuya tripulación de unos 170 miembros también se unirá a los casi 900 efectivos australanos ya desplegados en el país, informó la radio ABC.

 

Otro buque está de camino para llevar más fuerzas de Australia a Timor, donde hoy reina la calma después de la declaración de 48 horas de estado de emergencia y de la fuerte lluvia, aunque la población local teme una reacción violenta de los seguidores de Alfredo Reinado, el comandante rebelde que murió en el ataque contra Ramos Horta.

 

El primer ministro australiano, Kevin Rudd, anunció ayer que visitará Timor Oriental antes de que finalice la semana, mientras su ministro de Exteriores, Stephen Smith, viajó a Darwin, donde está ingresado el Nobel de la Paz, para reunirse hoy con su colega timorense, Zacharias da Costa.

 

 

Los hechos fueron calificados de intento de golpe de Estado por el primer ministro de Timor Oriental.

 

Australia y Nueva Zelanda lideran junto a Naciones Unidas las fuerzas internacionales de paz en el país, establecidas tras la ola de violencia de mediados de 2006 instigada por el propio Reinado. 

Grave estado de Ramos Horta 

El presidente timorense, José Ramos Horta, herido de gravedad en el atentado sufrido ayer cerca de su residencia, requiere dos o tres intervenciones más, dijo el director del Hospital Royal de Darwin, Len Notaris, a través de la televisión australiana, ABC.

Ramos Horta tiene afectado el pulmón derecho, aunque podría respirar sin ayuda de un ventilador, sigue conectado a este y se encuentra en un coma inducido, señaló el doctor Notaris en declaraciones al canal australiano de televisión ABC.

Notaris añadió que los cambios en estado de salud del presidente podrán notarse el próximo jueves.

El equipo médico que atiende a Ramos Horta cree que necesitará un injerto de piel, y que permanecerá en cuidados intensivos al menos hasta el próximo sábado, aunque sólo en el caso de que no sufra infecciones, una posibilidad que no descarta, explicó el director del centro hospitalario.