Martes, 12 de Febrero de 2008

El presidente timorense continúa estable pero requiere más operaciones

EFE ·12/02/2008 - 04:18h

EFE - Un soldado del Cuerpo Pacificador de Australia monta guardia hoy en el hospital australiano que atiende al presidente timorense José Ramos Horta en Dilli, Timor Oriental.

El presidente timorense, José Ramos Horta, herido de gravedad en el atentado sufrido ayer cerca de su residencia, requiere dos o tres intervenciones más, dijo el director del Hospital Royal de Darwin, Len Notaris, a través de la televisión australiana, ABC.

Ramos Horta tiene afectado el pulmón derecho, aunque podría respirar sin ayuda de un ventilador, sigue conectado a este y se encuentra en un coma inducido, señaló el doctor Notaris en declaraciones al canal australiano de televisión ABC.

Notaris añadió que los cambios en estado de salud del presidente podrán notarse el próximo jueves.

El equipo médico que atiende a Ramos Horta cree que necesitará un injerto de piel, y que permanecerá en cuidados intensivos al menos hasta el próximo sábado, aunque sólo en el caso de que no sufra infecciones, una posibilidad que no descarta, explicó el director del centro hospitalario.

Notaris aseguró que todavía no está claro si el mandatario, que perdió mucha sangre y necesitó varias transfusiones, recibió dos o tres impactos de bala, cuyos fragmentos fueron extraídos y examinados para la investigación forense.

El director del Royal Darwin indicó también que los primeros auxilios dispensados por los médicos australianos de la base militar de Dili salvaron la vida a Ramos Horta, y precisó que el estado del paciente sería ahora mucho más grave si no hubiera sido operado el lunes de urgencia.

Ramos Horta se encuentra en estado estable después de las dos intervenciones quirúrgicas a las que fue sometido el lunes, la primera en Timor Oriental y la segunda en Darwin.