Lunes, 11 de Febrero de 2008

El secretario general de la ONU y la comunidad internacional muestra su apoyo Timor

EFE ·11/02/2008 - 02:06h

EFE - El primer ministro portugués, Jose Socrates (d), y el presidente del Parlamento de Timor Oriental, Fernando Lasama (i), hoy en rueda de prensa conjunta en Lisboa.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y la comunidad internacional condenaron hoy los atentados contra el presidente de Timor Oriental, José Ramos Horta, que resultó herido de gravedad, y el primer ministro, Xanana Gusmao, que salió ileso, perpetrados por un grupo de militares en un intento de golpe de Estado.

La Unión Europea condenó también los atentados en un comunicado de la presidencia de turno eslovena, en el que se asegura que siguen "con profunda preocupación" la situación en Timor Oriental y añade que la UE cree "firmemente" que el pueblo timorense quiere "seguridad, paz y reconciliación".

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, reiteró el compromiso de Europa con las instituciones democráticas del país y celebró que ambos mandatarios sobreviviesen a los "brutales ataques".

"En estas horas difíciles, quiero reiterar a los ciudadanos de Timor Oriental la profunda solidaridad de la Comisión Europea", añadió el comunicado de la presidencia de la CE.

A su turno, el Consejo de Seguridad de la ONU condenó "en los términos más duros posibles" estos atentados y, en una declaración leída por su presidente, el embajador de Panamá, Ricardo Alberto Arias, aseguró que representan "un ataque a las instituciones legítimas de Timor Oriental".

El máximo órgano de las Naciones Unidas deseó una "rápida recuperación" al mandatario timorense y llamó al pueblo de Timor Oriental "a que permanezca en calma, se refrene y mantenga la inestabilidad del país", leyó Arias.

Mientras tanto, el ministro australiano de Asuntos Exteriores, Stephen Smith, viajará mañana a Darwin para ver a su homólogo timorense, Zacharias da Costa, para hablar sobre el envío de 200 soldados y policías a la nación vecina.

"Una de las razones por las que hemos prometido el contingente adicional de soldados y policías es que puede ser necesario en la persecución de los seguidores del comandante rebelde Alfredo Reinado", uno de los autores del frustrado golpe de Estado, dijo el Smith a la cadena de televisión ABC.

El primer ministro luso, José Sócrates, manifestó la "completa solidaridad" de su Gobierno con las instituciones democráticas de Timor Oriental, colonia portuguesa hasta 1975, mientras el presidente Aníbal Cavaco Silva condenó los ataques en León (España), donde hoy es investido doctor "honoris causa" por la Universidad leonesa.

Asimismo, el Gobierno de Indonesia, a través de su ministro de Asuntos Exteriores, Hassan Wirayuda, expresó su "preocupación" por los hechos y añadió que como país vecino espera que se restablezca de inmediato la seguridad en Timor Oriental.

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, manifestó toda su "simpatía, amistad y admiración" al Ramos Horta y condenó los ataques "terroristas" destinados a "desestabilizar" ese país.

Por su parte, el titular irlandés de Asuntos Exteriores, Dermot Ahern, se declaró "profundamente conmocionado" por los ataques contra los líderes de Timor Oriental y la joven democracia de este país.

En Estados Unidos el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, consideró "censurables" los atentados contra Ramos Horta y Gusmao, expresó su solidaridad con el pueblo de ese país y señaló que los ataques intentan "retrasar el reloj para los ciudadanos de Timor Oriental".

El Gobierno brasileño, a través de un comunicado, condenó "vehementemente el recurso de la violencia", mientras que el presidente de ese país, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó sus "votos" de "rápido y pleno restablecimiento" de Ramos Horta.

El mandatario de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz 1987, Óscar Arias, lamentó el ataque sufrido por su amigo Ramos Horta y el primer ministro de Timor y les deseó una pronta recuperación.

"Con profundo pesar e indignación he recibido la noticia del atentado contra mi viejo y querido amigo, José Ramos Horta", afirmó Arias en una carta enviada hoy al mandatario de Timor Oriental.

El Gobierno de México hizo votos por el pronto restablecimiento de Ramos Horta, según un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), y destacó su apoyo a las acciones del Ejecutivo de Timor Oriental y de las fuerzas de paz de la ONU para garantizar la seguridad pública y la prevalencia de las instituciones.