Lunes, 11 de Febrero de 2008

"Mis hijas van a un colegio público"

Zapatero responde a las preguntas de varios espectadores y a las cuestiones de Iñaki Gabilondo en una entrevista en la que ha negado que haya más de un millón de inmigrantes ilegales. 

PÚBLICO.ES ·11/02/2008 - 21:32h

Zapatero y el periodista Iñaki Gabilondo, en un momento de la entrevista. EFE

"Mis hijas van a un colegio público". Así respondía José Luis Rodríguez Zapatero a una de las cuestiones formuladas por Iñaki Gabilondo en la entrevista que el periodista ha realizado esta noche al presidente del Gobierno. La pregunta había sido enviada por un espectador y estaba formulada de forma directa: "¿Sus hijas van a un colegio público o a un colegio privado?".

Otro telespectador ha querido saber si alguna vez se había fumado un porro, a lo que el presidente ha respondido que no.  

Pero, además de la educación pública -de la que Zapatero ha dicho creer firmemente en su calidad- o de su experiencia con las drogas, ha habido otros muchos temas en la entrevista, como la economía, la inmigración, el diálogo con ETA o la reforma de los estatutos de autonomía.

"Es falso que haya más de un millón de ilegales"

Zapatero ha afirmado que es "falsa" la cifra dada por Mariano Rajoy de más de un millón de inmigrantes ilegales. A cambio, el presidente no ha aportado los cálculos del Gobierno, pero sí ha afirmado que ahora "entran más inmigrantes legales en España que ilegales".

También ha descrito los ejes principales de la la política de su Gobierno en esta materia: más lucha contra la entrada ilegal de inmigrantes, más repatriaciones -"tanto es así", ha dicho, "que es Francia la que nos ha pedido hacer una actuación conjunta para repatriar"- y "trabajar para que los inmigrantes tengan más deberes y derechos".

En cuanto a la promesa de Mariano Rajoy de expulsar a todos los ciudadanos extranjeros "sin papeles", Zapatero afirma que le parece que "está engañando. Para que se vayan, los países de origen tienen que admitirlos. Y eso es lo que nosotros estamos logrando".

Zapatero descalificó las propuestas de Rajoy sobre inmigración, especialmente, el contrato de integración y la prohibición del velo a las estudiantes musulmanas. “¿Si no hemos tenido problemas con el velo, para qué provocar ahora un debate?, aseguró el líder socialista. Sobre el contrato que obliga a asumir las costumbres españolas, aseguró que “no sirve para nada, es inútil y no es ni una ocurrencia”. Explicó que los inmigrantes ya están obligados a cumplir las leyes españolas.

Más optimismo para economía 

Sobre la situación económica, volvió a repetir el mensaje de optimismo, atribuyó los problemas a factores externos y reiteró que España está mejor preparada. Recordó que en 2002, cuando se produjeron turbulencias en la economía mundial, el Gobierno de Rajoy respondió con un decretazo que acabó con la huelga general y la posterior rectificación del Ejecutivo.

Zapatero propuso para ahora un acuerdo social con sindicatos y patronal que incluya consolidar el crecimiento económico, crear empleo estable, políticas sociales, subida pensiones y salario mínimo Dependencia, Igualdad y retos como el cambio climático”.

"ETA ya no tiene apoyo social en Euskadi

“El fin de la violencia está más cerca porque su apoyo social es cada vez menor. ETA prácticamente no tiene apoyo social en Euskadi, el 99% de los ciudadanos vascos ha visto que hay un Gobierno que ha hecho todo el esfuerzo para acabar con la violencia y ETA con su locura criminal ha desaprovechado todas las posibilidades”.

Zapatero ha utilizado este argumento para rechazar que el proceso de paz haya supuesto un retroceso en la lucha antiterrorista o que haya fortalecido a ETA. El presidente del Gobierno y candidato del PSOE volvió a asegurar que no hay expectativas de diálogo con ETA y calificó de desleal al PP por utilizar el terrorismo para hacer oposición.