Lunes, 11 de Febrero de 2008

Doble atropello de la policía a una turista

Barcelona le pedía 600 euros por daños a la moto que la arrolló

Gustavo Franco ·11/02/2008 - 21:47h

"Seguiré con mi reclamación y la llevaré a juicio si es necesario", aseguró Katerina Ann Bilek, ciudadana británica atropellada por una moto de la Guardia Urbana de Barcelona el 7 de diciembre de 2006. Por los daños en el vehículo, le pedían 600 euros. Sin embargo, todo cambió ayer al hacerse pública su historia. Entonces, el Ayuntamiento decidió retirar la reclamación.

"Eso es lo mínimo que debían hacer las autoridades. Pero, ¿qué ocurrirá ahora con los siete mil euros que costó la recuperación y baja laboral de la víctima?", explica Martí Cànaves Llitrá, abogado de Bilek. Ella, ciudadana británica que entonces vivía en Barcelona, sufrió una fractura de clavícula. Los especialistas que la atendieron en el Hospital Clínico le recomendaron reposo durante cuatro semanas.

Después, tuvo que asistir a 52 sesiones de fisioterapia en un centro privado de la Ciudad Condal. La víctima reconoce que cruzó la calle Pelai por un sitio indebido llevando su bicicleta de la mano. Por su parte, el atestado de la Guardia Urbana afirma que sí conducía la bicicleta, aunque admite que el vehículo oficial circulaba por el carril bus sin necesidad de hacerlo. "Hay responsabilidad compartida, pero la compañía aseguradora (Zurich España) quiso echar toda la culpa a mi cliente", agrega Cànaves.

El documento oficial reseña que "no se pudo obtener versión de la conductora de la bicicleta al no recordar nada de lo sucedido, siendo trasladada al Hospital Clínico e informada de los derechos que le asisten como lesionada". Desde Bristol, Inglaterra, la afectada negó a Público que no se acordara "de nada" y asegura que no le tomaron declaración. También negó que condujera su bicicleta, ya que había mucho tráfico.