Lunes, 11 de Febrero de 2008

Unas 30.000 viviendas de Barcelona y L'Hospitalet afectadas por el AVE recibirán ayudas

EFE ·11/02/2008 - 12:46h

EFE - En la imagen del pasado año, un operario coloca uno de los 300 sensores que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha instalado en las viviendas afectadas con grietas.

El Ministerio de Vivienda y los ayuntamientos de Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat han firmado un convenio que permitirá rehabilitar de 30.000 viviendas de las zonas afectadas por las obras del AVE, proyecto al que se destinarán 34 millones, con subvenciones de hasta el 50% del coste.

Estas subvenciones, anunciadas ya en noviembre, de las que se podrán beneficiar 14.000 familias de los barrios de Sants-Badal de Barcelona y 15.800 de los de Bellvitge, Gornal, Santa Eulàlia, La Torrasa y Sant Josep, en L'Hospitalet, son independientes de las compensaciones que puedan recibir los propietarios de los inmuebles en los que las obras del AVE hayan producido daños directos, y que están siendo negociadas con el Ministerio de Fomento.

La ministra de Vivienda, Carme Chacón, ha rubricado hoy con los alcaldes de Barcelona, Jordi Hereu, y L'Hospitalet, Celestino Corbacho, y con la secretaria de Vivienda de la Generalitat, Carme Trilla, este acuerdo, que permitirá a los propietarios afectados el arreglo de sus viviendas durante un plazo de cuatro años.

El global de la inversión se lo reparten al cincuenta por ciento los dos municipios (17 millones cada uno) y, además de a las subvenciones directas, se destinarán a la implantación de oficinas de información y gestión de ayudas, a la redacción de proyectos de rehabilitación de edificios de vivienda y a proyectos de reurbanización.

Las subvenciones que podrá recibir cada vivienda dependerán del tipo de actuación que se lleve a cabo y así, en el caso de que afecte a los elementos comunes de los edificios, la subvención podrá ser de hasta el 50%, con un límite de 6.000 euros por piso o local, y si la rehabilitación es para el interior de las viviendas, las ayudas ascenderán al 30%, con un máximo de 3.000 euros por vivienda.

Chacón ha asegurado que el objetivo de estas ayudas, que confía se concedan con la mayor celeridad posible, es que la llegada del AVE, que ha reconocido ha provocado importantes molestias a los vecinos, no sólo signifique una mejora de la movilidad, sino también del entorno del urbano de estos barrios, de la calidad de las viviendas y de la vida cotidiana de los vecinos.

La ministra ha destacado que esta línea de ayudas han sido posibles a pesar del "veto" de CiU en el Senado a los presupuestos generales del 2008, que las incluían inicialmente, por lo que estos dos millones proceden de partidas no finalistas del propio ministerio.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha afirmado que las subvenciones conllevarán una profunda transformación del barrio de Sants-Badal a través de un área especial de rehabilitación integral (AERI), que irá también acompañada de actuaciones puntuales en el barrio de La Bordeta.

Hereu ha subrayado que el AERI es un "instrumento importante" que tendrá como objetivo no sólo mejorar las viviendas de los vecinos afectados por más de año y medio de obras, "sino que ayudará también a entrar en la normalidad y a mejorar la calidad urbana".

Por su parte, el alcalde de L'Hospitalet, Celestino Corbacho, ha destacado que las subvenciones aprobadas hoy se suman a las emprendidas por el propio consistorio en los últimos años para la colocación de ascensores, de los que se han beneficiado unas 60.000 personas y que han supuesto la construcción de 500 elevadores.

La ministra ha destacado además que con el convenio firmado hoy se da continuidad al proceso de remodelación iniciado con la colaboración entre el Ministerio de Vivienda y la Generalitat para la remodelación de barrios de Barcelona y otros municipios catalanes, a los que en 2008 se destinarán partidas por valor de 8,2 millones de euros.