Domingo, 7 de Octubre de 2007

Zapatero cobra menos que 150 altos cargos

El presidente del Gobierno gana casi 92.000 euros al año mientras Congreso, Senado y poder judicial se llevan los sueldos más altos de la Administración.

ANA PARDO DE VERA ·07/10/2007 - 16:57h

El prsidente del Gobierno junto con Manuel Marín, el mejor pagado. EFE

El presidente de los EEUU, George W. Bush, ha manifestado en varias ocasiones que cobra poco, aunque con más de 400.000 euros anuales, es el funcionario mejor pagado de su país.

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, cobra al año 91.982,40 euros, y aunque nunca se ha pronunciado al respecto, por delante del suyo hay 150 salarios más altos en la Administración del Estado.

El ránking lo encabeza el presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín, con 166.704,06 euros anuales. El grueso de esta lista de mejor pagados que Zapatero lo ocupan los altos cargos del poder judicial, encabezados por la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, y el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Francisco Hernando, que cobran 146.342,58 euros cada uno.

Pudor y lógica política

Ni Zapatero ni sus ministros (81.155,04 euros) han expresado nunca su disconformidad con sus sueldos, menores que los de sus homólogos europeos y mundiales. Tampoco se les ocurriría hacerlo, porque "en España existe una visión errónea de los sueldos y, por un pudor utilizado como lógica profesional, se cree que los políticos no pueden ganar mucho", explica Antonio López, profesor titular de Sociología de la UNED. "Es verdad que el salario público debe regirse conforme al principio de austeridad -continúa el sociólogo-. No puede ser un sueldo desorbitado, pero sí coherente con la dedicación pública que se desarrolla. El sueldo del presidente del Gobierno es muy bajo".

Aun así, los expertos consultados sí consideran normal que el poder judicial gane más que el ejecutivo, algo que ocurre en todos los países, "aunque se debería igualar el sueldo entre todos los poderes", sostiene Villoria. "En este ámbito, priman la responsabilidad y el nivel de incompatibilidad, lo cual hace razonables los salarios. Al fin y al cabo, mucha de esta gente está dirimiendo pleitos de millones de euros", razona el sociólogo López.

Desmadre local

Económicamente al menos, no compensa ser presidente del Gobierno ni, mucho menos, ministro. Sale mucho más rentable ser alcalde o funcionario eventual de la alcaldía. Pero el problema de los sueldos de los miembros del Gobierno central no es sólo su casi ridícula comparación con los de otros líderes políticos, sino con los de sus propios alcaldes, concejales o asesores y gerentes locales.

Manuel Villoria, catedrático de Ciencia Política en la Universidad Rey Juan Carlos, sostiene que "el modelo retributivo de España es el caos absoluto, un desmadre, sobre todo, en el ámbito local. Ahí es donde te encuentras a muchísimos funcionarios que ganan más que el presidente del Gobierno".

Desde un electricista contratado por el ayuntamiento que cobra 7.000 euros al mes, hasta casi todos los jefes de la policía local, que ganan más que el jefe del Ejecutivo entre horas extras y distintos complementos.

Salarios máximos y mínimos

Aparte de igualar el sueldo entre todos los poderes públicos, el criterio de salarios para los funcionarios pasaría por poner orden en la administración local. ¿Cómo? Según el politólogo Villoria, "habría una forma de regularlo, estableciendo sueldos máximos y sueldos mínimos, pero no sólo para los alcaldes, sino para todo el personal de la administración local.

Además, estos sueldos habrían de ir en consonancia con los salarios regionales y estatales". Para Antonio López, además, "debería haber el mismo nivel de intervención en la administración local que en el Estado".

Noticias Relacionadas