Lunes, 11 de Febrero de 2008

El viceprimer ministro israelí augura la firma de una declaración con los palestinos

EFE ·11/02/2008 - 10:42h

EFE - Fotografía cedida por el Ejército Israelí (IDF según sus siglas en inglés) que muestra un tanque israelí que abre fuego durante unas maniobras militares en los Altos del Golán ayer domingo 10 de febrero.

El viceprimer ministro israelí, Haim Ramón, pronosticó hoy que para finales de año Israel firmará "una declaración de principios" con la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

"Creo que firmaremos una declaración de principios. No es fácil pero no es una misión imposible", afirmó en una conferencia de prensa restringida a los corresponsales extranjeros.

Ramón minimizó la importancia del cambio de terminología, ya que hasta ahora el Gobierno israelí afirmaba que el objetivo de su negociación con la ANP era la firma de un "acuerdo de paz".

"Será una declaración de principios que conduzca a un estado palestino", respondió al ser preguntado sobre si la nueva terminología implicaba un cambio en el propósito de la negociación.

"Nadie espera que el primero de enero de 2009 se establezca un estado palestino", acotó sobre la intención expresada por el presidente norteamericano, George W.Bush, de que el acuerdo que se firme a fines de año conduzca a la creación de un estado palestino.

El viceprimer ministro israelí dio a entender que la eventual declaración de principios implicará un calendario con ese objetivo.

Tras quitar importancia a que el documento que se suscriba sea "un acuerdo o una declaración de principios", admitió que el actual proceso negociador "no avanza a la velocidad deseada".

Aunque veladamente, Ramón confirmó que el anuncio del titular israelí de Defensa, Ehud Barak, de que Israel incrementará los asesinatos selectivos en Gaza incluye a líderes políticos del movimiento islamista Hamás, que controla la franja.

"Todo aquel que esté involucrado directa o indirectamente en ataques contra civiles está en el punto de mira", aseguró, en alusión al lanzamiento desde Gaza de cohetes Kassam contra el sur de Israel, donde este fin de semana un niño de ocho años tuvo ser amputado de una pierna tras recibir uno de los proyectiles.