Lunes, 11 de Febrero de 2008

Steven Spielberg pensó que Fresnadillo dirigiría "Wednesday" mejor que él

EFE ·11/02/2008 - 13:02h

EFE - La ya finalizada huelga de guionistas no ha podido amargar el dulce momento que vive Juan Carlos Fresnadillo, en la foto, actualmente en Los Ángeles a la espera de empezar el rodaje de "Wednesday", un filme por encargo de Steven Spielberg.

La ya finalizada huelga de guionistas no ha podido amargar el dulce momento que vive Juan Carlos Fresnadillo, actualmente en Los Ángeles a la espera de empezar el rodaje de "Wednesday", un filme por encargo de Steven Spielberg, mientras celebra el premio del Festival de Málaga por "28 semanas después".

Juan Carlos Fresnadillo aún está asimilando eso de ser uno de los elegidos por los estudios Dreamworks -que cofundó Spielberg en los 90- para sacar adelante "Wednesday", un película "muy especial" para Spielberg "porque le conmueve su historia" y que el rey Midas de Hollywood "quiso dirigir en un principio", según revela el director canario en una entrevista con Efe desde Los Ángeles.

Sin embargo, después de que las cabezas pensantes de Dreamworks vieran la anterior película de Fresnadillo, "28 semanas después", el propio Spielberg quedó convencido de que el director canario era la persona adecuada para dar vida a las palabras del guión de "Wednesday" y que lo haría mejor que él.

"Ya en las primeras conversaciones que tuve con Spielberg, él me dijo que le había conmovido mi atención por los personajes en '28 semanas después', y precisamente eso es lo que quiere que haga en esta nueva película", afirma el director.

Pero no todo podía ser perfecto y Fresnadillo está sufriendo las consecuencias de la recién terminada huelga de guionistas, y aún está a la espera de lo que suceda con la más que previsible huelga de actores que se avecina el próximo verano.

"Ahora mismo el proyecto está un poco paralizado. El rodaje iba a empezar en unas semanas y ahora se está retrasando bastante. Además el casting de actores estaba cerrado y ahora tenemos que rediseñar la propuesta", afirma el director, aunque asegura que, de momento, no ha perdido los nervios.

"Es cierto que hemos tenido un poco de mala suerte por llegar en un momento de crisis para la industria cinematográfica, pero hay que tomárselo como algo positivo, porque, por unas cosas u otras, en todos los rodajes siempre tienes que lidiar con dificultades. Es más, para mí, hacer una película es ser capaz de solucionar las dificultades e imprevistos", afirma.

Aunque el proyecto de momento está paralizado, Fresnadillo asegura que hasta ahora le han dejado trabajar "con total libertad", que se mueve "con bastante soltura" por los pasillos de Dreamworks y que está encantado con la metodología de trabajo del cine norteamericano, donde, a diferencia del español, no hay lugar para las improvisaciones durante el rodaje.

"Aquí el trabajo es mucho más milimetrado, todo muy pensado antes de coger una cámara, pero a mí me gusta trabajar así, así que, hasta ahora, todo lo que he vivido aquí es positivo", reconoce el director.

Mientras se resuelve el conflicto, Fresnadillo y su productor habitual, Enrique López Lavigne, están trabajando conjuntamente en un "proyecto europeo" del que de momento lo único que puede adelantar es "que parte de él se desarrollará en España".

Mucho antes, el próximo 10 de abril, Fresnadillo y López Lavigne harán "todo lo posible" por estar en España para recoger el premio "Eloy de la Iglesia" que les ha concedido el Festival de Cine de Málaga por el éxito internacional de su película "28 semanas después".

"Enrique y yo estamos muy halagados con este premio porque es un reconocimiento a una labor que llevamos desarrollando muchos años", un premio para una película que desde el principio fue para Fresnadillo "una aventura muy especial".