Lunes, 11 de Febrero de 2008

Detienen en Japón a un marine de EEUU acusado de violar a una niña de 14 años

EFE ·11/02/2008 - 11:23h

EFE - Fotografía de archivo tomada el 3 de marzo de 2005, que muestra una vista aérea de la base militar estadounidense de Camp Schwab, rodeada de arrecifes de coral, al sur de la isla japonesa de Okinawa.

La policía de la provincia de Okinawa (sur de Japón) detuvo hoy a un miembro del cuerpo de Marines estadounidense acusado de violación de una niña de 14 años, según la agencia local Kyodo.

El imputado, el sargento Tyrone Hadnott, niega haber abusado de la menor y asegura que tan sólo se colocó sobre ella y la besó, según declaró a la Policía.

Sin embargo, las investigaciones apuntan a que el acusado violó a joven de 14 años en el interior de un coche aparcado en las calles de la ciudad de Chatan, en Okinawa.

Al parecer Hadnott y la joven se encontraron en la ciudad de Okinawa dos horas antes del incidente, y la joven accedió a irse con el sargento porque creyó que la iba llevar a su casa, según declaró a la Policía.

Las amigas de la niña llamaron a las autoridades al no conseguir contactar con ella por teléfono y, según declararon, una de las veces que llamaron, la joven respondió y pidió ayuda justo antes de colgar.

Hadnott, de 38 años, estaba destinado en la base de Camp Courtney de Okinawa, la provincia más austral de Japón, compuesta por 160 pequeñas islas situadas entre el mar de la China Oriental y el océano Pacífico.

Las autoridades locales, que expresaron su rechazo a lo ocurrido, explicaron que no creen que los hechos afecten a los planes de traslado de la base aérea del cuerpo de Marines de EEUU de la ciudad de Futemma, más poblada, a la de Nago (ambas en la provincia de Okinawa).

En 2006, EEUU y Japón llegaron a un acuerdo para el traslado de la citada base aérea.

Okinawa alberga el 75 por ciento de las instalaciones militares estadounidenses, según la agencia Kyodo.

Por su parte, el ministerio de Asuntos Exteriores nipón ya se ha puesto en contacto por teléfono con el subjefe de la misión estadounidense en Japón, Joseph Donovan, para pedirle que se fortalezca la disciplina entre su personal militar y evitar así que se repitan episodios parecidos.