Domingo, 7 de Octubre de 2007

El Gobierno Vasco dice que los detenidos estaban reunidos hablando sin pistolas ni bombas

EFE ·07/10/2007 - 16:39h

EFE - Las dirigentes abertzales Marije Fullaondo (i) y Karmele Aierbe (d), junto a la portavoz del Gobierno Vasco Miren Azkarate (c), hoy en Bergara (Guipúzcoa), antes de comenzar la marcha en favor de las ikastolas Kilometroak. EFE

La portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, dijo hoy que los 23 detenidos en la operación policial contra la dirección de Batasuna, "estaban reunidos hablando y no tenían pistolas ni bombas", por lo que se preguntó si esto es delito o si se trata de "romper todos los puentes de diálogo".

Azkarate, quien asistió en Bergara (Guipúzcoa) a la fiesta de las Ikastolas "Kilometroak'07", denunció en declaraciones a los periodistas "la utilización política de la Justicia" que ponen de manifiesto "decisiones judiciales" con "clara oportunidad", como la que ha dado origen, en su opinión, al arresto de los dirigentes de Batasuna.

Se trata, según apuntó, de mantener vigente la Ley de Partidos pero, "dependiendo de la coyuntura política, apretar un poco más o ser más condescendientes".

En este sentido se preguntó "¿qué Estado de Derecho han aplicado cuando a los mismos que han detenido, y les hacen pasar delante de la Audiencia Nacional, les han considerado interlocutores durante meses y meses?"

"¿Qué delito es simplemente el intentar reunirse, encontrar una solución de futuro, mejor o peor, de forma equivocada o acertada?", se cuestionó la portavoz del Ejecutivo de Vitoria.

"Estos señores y señoras -continuó- estaban allí reunidos hablando, no tenían pistolas, no tenían bombas ... ¿vamos a cortar todos los puentes de diálogo cuando todos sabemos que la solución, en el momento en que llegue, va a necesitar, porque no hay otra salida, tenerlos a ellos de interlocutores y llegar a un acuerdo también con ellos?"

Para la portavoz del Ejecutivo que preside Ibarretxe, estas últimas detenciones tienen además la "clara intención" de "evitar un debate sereno" sobre la reciente propuesta de consulta popular formulada por el lehendakari y "crear mayor tensión en la sociedad".

Miren Azkarate estimó que la actual situación, caracterizada por los últimos atentados de ETA y actos de violencia callejera, supone "volver a recetas del pasado", que "ya se ha visto" que no conducen a "encontrar vías de solución".

De la misma forma, agregó la consejera portavoz, se impone "otra vez" la estrategia de "el no por el no". "El no a las propuestas, sin escucharlas siquiera, sin ver los documentos, sin debatirlos, sin poner enfrente otros argumentos".

Insistió en denunciar ese "no" a las iniciativas políticas bajo "la amenaza de la utilización de los tribunales, de suspensión de la autonomía, de uso de la Policía o de la aplicación de no sé qué artículo de la Constitución", así como también rechazó "no hacer nada" por el hecho de que haya una coyuntura de precampaña electoral.