Domingo, 7 de Octubre de 2007

Rajoy ironiza sobre la imagen de Zapatero como estadista y le pide claridad con Ibarretxe

EFE ·07/10/2007 - 16:45h

EFE - El presidente del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención en un acto del partido organizado en Salamanca con motivo de las elecciones generales previstas para marzo de 2008. EFE

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ironizó hoy sobre las cualidades de estadista del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que calificó de "Adán del siglo XXI", y le pidió "claridad y contundencia" ante la propuesta de referéndum del lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Rajoy participó en Salamanca en un acto organizado por su partido en el que reprochó al presidente del Gobierno que haya trasladado a Cataluña parte del Archivo de la Guerra Civil que albergaba esta ciudad, actuación que dijo que quedará como "un triste y mezquino episodio".

El líder del PP sólo se refirió a la detención de los dirigentes de Batasuna que hoy prestan declaración ante el juez Baltasar Garzón para reiterar que debería haberse actuado de esa forma "hace años", pero sí dedicó gran parte de su intervención a la propuesta de Ibarretxe y a ETA.

Rajoy pidió a Zapatero que el próximo 16 de octubre, cuando reciba al lehendakari en el Palacio de la Moncloa, sea "claro y contundente" y -tras poner como ejemplo a un padre que le dice a su hijo las cosas que no debe hacer- le diga que la consulta no se va a celebrar porque es ilegal.

"Ibarretxe ha tensado demasiado la cuerda, y cuando eso pasa ya sabemos lo que le va a ocurrir", dijo Rajoy, quien advirtió al lehendakari de que "los objetivos imposibles sólo llevan a la frustración".

Tras subrayar que no pasará nada porque no se celebre la consulta debido a que se estará cumpliendo la ley, PP se refirió a ETA para señalar que la única esperanza que tiene la banda terrorista es que alguien negocie con ella, y, por eso, hay que ser contundentes para dejar claro que siempre se va a aplicar la ley.

El líder del PP se refirió a las informaciones en las que se asegura que el PSOE pretende reforzar la imagen de Zapatero como estadista para ironizar sobre ello y considerar que se trata de un trabajo "ímprobo".

"Es una obra de titanes que llevaría más tiempo que la construcción de todas las pirámides de todos los faraones de Egipto", añadió.

Se mostró convencido de que en marzo ganará las elecciones, y dijo que, por la actuación de Zapatero, ya sabe lo que no hay que hacer: "España no se discute, no se enfrenta a las autonomías, no se pone todo patas arriba, no se negocia con ETA, no se discute la igualdad de los españoles".

Recalcó que "la historia se deja en la historia y se mira hacia el futuro", en referencia a decisiones como las relacionadas con la Ley de Memoria Histórica, y ante la que insistió en pedir a Zapatero que "no remueva la historia" hablando de Felipe V, de Franco o de la República.

"El aprendiz de brujo, el Adán del siglo XXI -prosiguió en alusión a Zapatero- dijo que iba a integrar a los nacionalistas en el sistema, y hoy se negocia con ETA y se discute todo, hasta la bandera y la forma de Estado".

Rajoy pidió también a Zapatero que no convierta los Presupuestos Generales del Estado en una "tómbola" al estar sometido a "chantajes partidistas" porque es una burla hacer una distribución que no se rija exclusivamente por la necesidad de inversiones y por la igualdad de los españoles.

El presidente del PP criticó la política del Gobierno en materia de educación y repitió la necesidad de garantizar que todos los niños puedan estudiar en castellano y su promesa de que suprimirá la asignatura de Educación para la Ciudadanía si gana las elecciones.

Previamente a la intervención de Rajoy, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, lamentó la "situación política insostenible" que consideró que ha provocado Zapatero al crear conflictos donde antes no los había, y subrayó que no son ni España ni la Constitución quienes están en crisis, sino el Gobierno.