Domingo, 7 de Octubre de 2007

Garzón envía a prisión a 17 de los 23 miembros detenidos de Batasuna

Sólo dos de los 23 detenidos quedan en libertad y otros cuatro pueden eludir la cárcel si pagan una fianza de entre 10.000 y 24.000 euros.

EUROPA PRESS ·07/10/2007 - 12:55h

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha decretado prisión incondcional para 17 de los 23 miembros de la ilegalizada Batasuna detenidos el jueves, a los que les atribuye los delitos de "integración en organización terrorista", y de "reiteración delictiva" para algunos que ya estaban acusados del primer delito.

Otros tres de los detenidos -el número 4 de Acción Nacionalista Vasca (ANV) en Segura, Egoitz Apaolaza; y los ciudadanos de nacionaidad francesa Haizpea Abrisqueta y Jean Claude Aguerre- podrán eludir la cárcel si presentan una fianza de 10.000 euros. Un cuatro, Francisco Javier Urrutia, tendrá que abonar una fianza más alta, de un total de 24.000 euros.

El magistrado ha dejado en libertad a los vecinos de Segura (Guipúzcoa) Ibon Berasategi y Javier Albizu, que fueron detenidos junto al resto en la operación contra la Mesa Nacional de Batasuna desarrollada el pasado jueves en este municipio, los únicos que accedieron a prestar declaración.

Los detenidos, entre los que se encuentran 16 miembros de la Mesa Nacional de Batasuna y dos que han formado parte de listas de Acción Nacionalista Vasca (ANV), comparecieron durante tres horas y media ante el titular de Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que dictó su auto pasadas las 19.00 horas.

Reiteración delictiva

En ocho casos el delito del que les acusa Garzón, en coincidencia con lo solicitado por la Fiscalía, es de reiteración delictiva y corresponde a dirigentes de la organización 'abertzale' que se encuentran inmersos en procedimientos judiciales que se están desarrollando en la Audiencia Nacional. El resto están acusados de cometer el delito de integración en organización terrorista por primera vez.

Los ocho dirigentes que ingresarán en prisión por reiteración delictiva están acusados de violar la suspensión de actividades que Garzón decretó en agosto de 2002, siete meses antes de la ilegalización de Batasuna por parte del Tribunal Supremo.

Entre ellos se encuentran el coordinador de la formación, Joseba Permach, el histórico Rufino Etxeberria y el responsable de la organización en Navarra, Juan Cruz Aldasoro, procesados en el sumario de Batasuna, que investiga la subordinación de esta formación a ETA y su financiación a través de las 'herriko tabernas'. En esta causa también está imputado el responsable de Comunicación, Juan José Petrikorena.

Los otros cuatro son Ibon Arbulu, que se enfrenta a una pena de prisión de diez años por su pertenencia a Udalbiltza, la asamblea de electos de Batasuna; Ane Lizarralde e Imanol Iparragirre, a la espera de sentencia por su integración en el aparato político Ekin-Kas; y Maite Díaz de Heredia, que será juzgada en los próximos meses por su vinculación con Gestoras Pro Amnistía, la organización declarada ilegal que prestaba apoyo a los presos de ETA.

Los nueve detenidos restantes serán encarcelados por la comisión de un delito de integración en organización terrorista, a causa de su participación en la reunión que Batasuna celebró en el municipio guipuzcoano el jueves pasado. Entre ellos se encuentra María Aranzazu Santiestebán, que formó parte de la lista que esta formación presentó al Parlamento de Navarra.

Completan la relación de miembros de Batasuna que ingresarán en prisión a instancias de la Fiscalía Maite Díaz de Heredia, Aner Petralanda, Juana Regueiro, Maite Fernández de Labastida, Jon Garay, Ibon Berasategi, Tomasa Alejandro, Mikel Zubimendi, Angel María Elcano y Javier Albizu.

Noticias Relacionadas