Domingo, 10 de Febrero de 2008

Estable el policía local herido por arma de fuego en Granada

EFE ·10/02/2008 - 22:14h

EFE - Varios agentes de la policía local de Granada en la calle Padre Claret de la zona Norte de la ciudad, donde hoy un compañero del Cuerpo ha resultado herido por arma de fuego cuando trataba de identificar a los ocupantes de un vehículo que realizaba maniobras de conducción temeraria. El Agente se encuentra estable dentro de la gravedad y no se teme por su vida.

El policía local que resultó hoy herido por arma de fuego en Granada cuando trataba de identificar a los ocupantes de un vehículo que realizaba maniobras de conducción temeraria se encuentra estable dentro de la gravedad y no se teme por su vida, según han informado a Efe fuentes sanitarias.

El agente, de 41 años, tiene alojada la bala en el pubis y será esta tarde intervenido quirúrgicamente en el hospital Ruiz de Alda de Granada, donde ha ingresado procedente del de Traumatología.

Los hechos se produjeron sobre las 13.30 horas en la calle Padre Claret de la zona Norte, un barrio conflictivo de la capital, durante una actuación contra las conducciones imprudentes y temerarias que la policía ha intensificado en los últimos días debido a la frecuencia con la que se está dando este tipo de prácticas en la zona, según ha informado a Efe la Policía Local.

Una patrulla desplegada en la zona advirtió la presencia de un vehículo BBW que circulaba a gran velocidad mientras hacía trompos y otras maniobras peligrosas hasta que colisionó con un quad.

Los agentes interceptaron el vehículo y lo pararon para identificar a sus ocupantes, momento en el que sonaron dos detonaciones, según ha informado a Efe la Policía Nacional, cuyo grupo de homicidios se ha hecho cargo de la investigación.

Uno de los agentes fue alcanzado en la nalga -las primeras informaciones apuntaban a la pierna- por uno de los disparos, que la policía cree que partieron desde la ventana de algún edificio del barrio.

Aunque la policía creyó en un principio que los disparos pudieron haber sido efectuados con una escopeta de perdigones, todo apunta a que la bala es de un calibre mayor, posiblemente de nueve milímetros, lo que se confirmará una vez sea extraída.