Domingo, 10 de Febrero de 2008

La tumba más polémica de España

La lápida que guarda los restos de Franco, en el Valle de los Caídos, es objeto de emociones de distinto signo

PANCHO TRISTÁN ·10/02/2008 - 20:41h

Franco anunció la construcción del mausoleo el 1 de abril de 1940. E. CHORÉN

Esa losa enorme dice "Francisco Franco". Y ahí, ahí debajo, están los restos del dictador. Hoy es domingo: varias decenas de turistas se pasean por esta basílica, alrededor de esta losa, por este pedazo de la historia de España.

Habla uno de los trabajadores del lugar: "Aquí -en la tumba de Franco- se ve de todo. Hay gente que viene a llorar, lloran como locos. Como uno que pasó antes, ¿no lo viste? Y hay otros que vienen a escupir, u otros que quieren pisar la losa y hay que echarlos".

Uno calcula que esta es la tumba más polémica de España, y la que más trabajo le da a la Policía. Inciso sobre la modernidad: al tumba que da más trabajo a los gendarmes franceses es la del rockero Jim Morrison, y es porque es una especie de reto para las parejas jóvenes celebrar su amor allí. Y aquí nos quedamos con la de Franco. El trabajador del Valle de los Caídos cuenta más cosas: "Pero cuando hay movida es el 20 de noviembre. Tiene que venir la Policía y todo".

En la librería de la Basílica hay un solo libro que se ocupa de la Historia de España. Dice así: "¡Qué gran ocasión de unidad, de arranque juvenil, de empresa de futuro el 1º de abril de 1939!". El volumen, llamado Historia de España para jóvenes del siglo XXI, lo firma el embajador José Antonio Vaca de Osma.

Este monumento, que además es templo de la memoria histórica de algunos de los que rechazan el uso reciente y cuasi oficial del término memoria histórica, recibe unos 400.000 visitantes cada año. No sería, ayer, domnigo. Eran pocos, algunas decenas. Y había de todo, por cierto.: jubilados, parejas, jóvenes, familias con hijos,...

Una turista colombiana contempla los más de 150 metros de cruz que coronan el mausoleo y lanza una pregunta: "¿Cuánta gente tuvo que trabajar aquí para poder hacer todo esto aquí arriba?" Fueron unos 20.000. La web www.madrid-guide-spain.com habla de "20.000 trabajadores -procedentes- de los comunistas vencidos". A Franco se le ocurrió anunciar su construcción durante la celebración del primer aniversario de su victoria. Y en el año 1959, el mausoleo destinado a conservar la memoria de los que cayeron del bando de los alzados ya estaba recibiendo turistas.

Hay una cafetería, un funicular, una vista estupenda y un par de tumbas ilustres. Hay misa de 11. Y hay también un libro de historia cuyo autor de define como "liberal por pensamiento y consevrador por tradición".
Es fácil adivinar que a los desendientes de los 14 presos políticos que se dejaron la vida durante las obras del mausoleo no les haría gracia muchas de las afirmaciones de ese libro. Ahí va otra: "¿Es que íbamos a volver de nuevo a las Españas frustradas?".

La Historia de España para jóvenes del siglo XXI, cuyo autor admite que ha sido escrita "con pasión" pero "con ecuanimidad", recoge importantes elogios al dictador bajo el epígrafe Tres opiniones sobre Franco.

El único volumen de Historia de España al que los turistas tienen acceso en la librería del monumento, no recoge ninguna crítica hacia la figura del dictador. En la lista de los adjetivos elogiosos aparecen referencias al carácter "equilibrado" de Franco, a su "gran disciplina interior", su "habilidad" y hacia la "increíble facilidad" con la que se mueve "entre lo inextricable peligroso". Se trata de elogios escritos por Vicens Vives, Toynbee o Azorín y recogidos por un historiador para el que "la lista de obras" de Francisco Franco sería interminable.