Domingo, 10 de Febrero de 2008

"Las reacciones histéricas son injustificadas"

Uno de los padres de la Estrategia Nacional del Lobo comenta la expansión de la especie hasta las puertas de la Comunidad de Madrid

MARTA GALLUP ·10/02/2008 - 19:35h

Juan Carlos Blanco, con un lobezno.

El biólogo Juan Carlos Blanco es uno de los mayores expertos españoles en lobos, y uno de los padres de la Estrategia Nacional de Conservación y Gestión del Lobo.

El lobo sigue expandiéndose hacia el sur y se asoma ya a los límites de la Comunidad de Madrid. ¿Llegará a entrar?

En efecto, el lobo está ya en Segovia, a las puertas de Madrid. La comunidad madrileña no es adecuada para que haya poblaciones importantes de lobos, pero es posible que algunas manadas sí puedan establecerse a caballo entre las provincias de Segovia, Guadalajara y Ávila.

¿Cree que van a reproducir los mismos problemas que en otras comunidades autónomas?

Algunos daños al ganado son inevitables, pero además es previsible que el conflicto social se magnifique en una comunidad donde existen muchos sectores sociales con sensibilidades muy distintas y donde además los numerosos medios de comunicación pueden amplificar los problemas que surjan.

¿Existe a su juicio algún tipo de fórmula mágica para conseguir evitar los daños al ganado?

No hay fórmulas mágicas, pero sí métodos que pueden aliviarlos. Aunque parezca paradójico, decimos que los mastines son los mejores amigos de los lobos, porque al proteger a los rebaños reducen la necesidad de perseguirlos. En la actualidad estamos trabajando en un proyecto LIFE que se basa en el uso de perros mastines y vallas eléctricas para proteger al ganado en algunas zonas próximas a Madrid, y los resultados por ahora son muy esperanzadores.

¿Y cómo se pueden gestionar los conflictos sociales y mediáticos?

Hay que convencer a la sociedad de que las reacciones histéricas son injustificadas y de que las actitudes extremistas resultan perjudiciales para la conservación del lobo. El fanatismo pro-lobo genera fanatismo anti-lobo.

¿Está preparada la administración madrileña para hacer frente a los problemas?

Al principio siempre es difícil. Pero, por ejemplo en Guadalajara, donde el lobo ha aparecido en los últimos años, hemos dado cursos a los guardas y los técnicos que les han ayudado a enfrentarse a los problemas diarios que provoca el tener lobos

Noticias Relacionadas