Domingo, 10 de Febrero de 2008

Obama consigue empatar la carrera

El triunfo rotundo en tres estados le otorga casi el mismo número de delegados que Clinton

ISABEL PIQUER ·10/02/2008 - 20:00h

Barack Obama confirmó este fin de semana su avance en la carrera demócrata, tras ganar por amplio margen a su rival Hillary Clinton, en las primarias de Luisiana, Washington y Nebraska.  El recuento total sigue siendo muy reñido y el cuerpo a cuerpo electoral promete alargarse un mes más, en el mejor de los casos, o prolongarse incluso hasta la convención del verano.

“Hemos ganado en el norte y hemos ganado en el Sur”, dijo Obama tras conocer los resultados de los primeros comicios celebrados tras el escasamente decisivo supermartes. Los sondeos habían anticipado su victoria pero no de forma tan arrasadora: Obama ganó a Clinton en estados tan distintos geográfica y socialmente con diferencias de entre 21 (Luisiana) a 37 puntos (Washington). En Luisiana, el voto se dividió entre blancos (90% a favor de Clinton) y negros (90% a favor de Obama).

Los contendientes también compiten por el dinero: desde el supermartes han movilizado a los suyos para recaudar fondos. Clinton asegura haber conseguido diez millones de dólares en cinco días, Obama, siete.

Mañana en las llamadas “primarias del Potomac”, el río que atraviesa los estados vecinos de Virgina, Maryland y el distrito de Columbia (donde está la capital, Washington), Obama tiene por ahora una clara ventaja sobre la ex primera dama.
Los dos candidatos tienen estrategias totalmente distintas. El senador por Illinois ha desarrollado una visión más sistemática del mapa de las primarias, ganando delegados, uno a uno, en pequeños y medianos estados mientras que Hillary se ha centrado en las grandes bolsas de votos, California, Nueva York o Nueva Jersey y en los grandes centros urbanos. Lo suyo es el 50-50: las mujeres de más de cincuenta años y las familias que ganan menos de 50.000 dólares al año (unos 3.000 euros al mes).

Mirada puesta en Texas

Los analistas estiman que Obama se llevará la mayoría de las primarias de aquí al 4 de marzo, cuando Texas (228 delegados) y Ohio (161) se pronuncien. De momento, según las cifras de la CNN, Clinton suma 1100 delegados y Obama, 1039. Los cálculos no siempre coinciden entre los candidatos y los medios de comunicación que no cuentan de la misma forma la importante variante de los superdelegados, 796 personalidades del partido, congresistas y ex responsables, que pueden cambiar de opinión en cualquier momento. Hacen falta 2025 delegados para ganar la nominación.

Si Texas y Ohio tampoco sirven para desempatar a los candidatos, la elección se posterga a la convención a finales de agosto, una perspectiva que empieza seriamente a preocupar a los demócratas que temen que tanta lucha intestina debilite al partido frente a los republicanos. D