Domingo, 10 de Febrero de 2008

Erdogan cierra visita a Alemania en acto multitudinario con 16.000 turcos

EFE ·10/02/2008 - 18:57h

EFE - El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, pronuncia un discurso en Colonia, Alemania, hoy domingo 10 de febrero. Erdogan realiza una visita de Estado a Alemania.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, cerró hoy su gira por Alemania con un acto multitudinario en Colonia, al que asistieron unos 16.000 inmigrantes y en el que reclamó nuevamente el derecho de su país a un ingreso en la Unión Europea (UE) y pidió a los residentes turcos que aprendan el alemán.

"Hay algunos países que quieren impedir nuestra entrada en la UE", dijo Erdogan en alusión a la mismísima canciller alemana, Angela Merkel, contraria a un ingreso de Turquía y arquitecta del modelo alternativo de una "asociación privilegiada".

Si bien tras su encuentro con Erdogan el viernes Merkel dijo que respeta el principio de "pacta sunt servanda" -los acuerdos hay que cumplirlos- y que por tanto acepta el estatus de Turquía como candidato, no desaprovecha ocasión para decir que como presidenta de la Unión Cristianodemócrata es de otra opinión.

"Turquía no aceptará este tipo de alternativas", recalcó hoy Erdogan en la "Kölnarena", el estadio polivalente de esa ciudad que habitualmente acoge a los grandes del rock y el pop.

Con ello, el primer ministro trasladó a los inmigrantes turcos la reivindicación que había formulado ya un día antes en la Conferencia de Seguridad de Múnich, ante 250 personalidades, ministros de Exteriores y de Defensa de todo el mundo.

Erdogan había abierto la conferencia con un discurso en el que reclamó no sólo el ingreso de Turquía en la UE sino mayor protagonismo de su país en el concierto mundial, como puente entre tres mundos, el europeo, el islámico y el asiático.

"La Unión Europea y Europa en general deberían analizar muy bien el papel estratégico de Turquía, que no sólo es importante para la UE sino para una región mucho más amplia; hay que verlo en un contexto mundial", subrayó Erdogan en Múnich.

Su intervención en Colonia tuvo lugar en medio de la conmoción por el incendio de una vivienda en Ludwigshafen (en el oeste del país) el que murieron cinco niños y cuatro mujeres turcos, cuyo funeral había tenido lugar pocas horas antes.

Tras el incendio hubo reproches desde los medios en Turquía que dieron por hecho de que se trataba de un incendio provocado.

Erdogan había acudido el viernes al lugar de los hechos para hacerse una idea de la situación y llamar desde allí mismo a la calma a sus compatriotas.

Hoy en Colonia pidió a los turcos que viven en este país que se esfuercen más por su integración y aprendan el idioma, pero también les instó a no olvidar sus raíces.

Con esto último aludió a la propuesta formulada durante su encuentro con Merkel de crear en Alemania escuelas y universidades turcas, iniciativa que cosechó poco apoyo entre los políticos de este país. EFE