Domingo, 10 de Febrero de 2008

Urkullu reprocha a Zapatero su "pobreza intelectual" por rechazar la consulta

EFE ·10/02/2008 - 16:07h

El líder del PNV, Iñigo Urkullu, ha dicho hoy que cuando el presidente del Gobierno afirma que "nunca saldrá adelante un proyecto que quiera dividir a la sociedad vasca", como la consulta impulsada por el lehendakari, "demuestra un poco la pobreza intelectual de alguien que quiere ser un político, un hombre de Estado".

Urkullu, que hoy ha asistido en San Sebastián a un acto de la plataforma Erabaki, que propugna el "derecho a decidir" de los vascos, ha destacado que con iniciativas como la de la consulta lo que se está defendiendo es "la necesidad de un autogobierno basado en un marco de convivencia suficientemente consensuado y respaldado por una mayoría social".

El presidente del PNV ha destacado que "lo que no puede ser" es que tras 30 años de "incumplimiento" del Estatuto de Gernika, no se pueda aspirar a un autogobierno sustentado "en ese marco de convivencia y en una aceptación de la mayoría social".

"No creo que ningún ciudadano haya observado en una iniciativa presentada por el lehendakari más que la voluntad política de un acuerdo político", ha subrayado Urkullu, en respuesta al discurso que pronunció ayer en el Kursaal donostiarra José Luis Rodríguez Zapatero, que rechazó los "proyectos minoritarios que dividen", como el Plan Ibarretxe, y recalcó que "nunca saldrá adelante un proyecto que quiera dividir a la sociedad vasca".

También se ha referido a la afirmación del presidente del Gobierno de que está "más cerca" el fin de la violencia y ha señalado que "él sabrá lo que ha querido decir".

Urkullu ha indicado que lo único que espera es que "ETA anuncie el alto el fuego definitivo y el abandono de la práctica de la violencia".

"Mientras tanto, estamos ante una organización terrorista vigente y no entro en elucubraciones sobre su capacidad de actuar mayor o menor", ha enfatizado.

El dirigente nacionalista ha manifestado que "es el momento de la política" y ha expresado su preocupación por "seguir en esa rueda de juego de intereses del PSOE mirando al PP y también al conjunto de la izquierda radical abertzale, sin hacer caso a lo que demanda la mayoría de la sociedad vasca".

Ha dicho que los vascos no creen en la Ley de Partidos, que "trae como consecuencia esta situación" (de decisiones judiciales en torno a las organizaciones de la izquierda abertzale), y sí avalan "las conversaciones entre los partidos para buscar un acuerdo político".

Acuerdo, según Urkullu, "para no seguir enredados en la dinámica de acción-reacción de una organización terrorista y de quienes todavía desgraciadamente justifican la práctica de la violencia".