Domingo, 10 de Febrero de 2008

Zapatero asegura que el PP no reparte beneficios en prosperidad ni sacrificios en dificultad

EFE ·10/02/2008 - 14:59h

EFE - El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió hoy de que la derecha "no gobierna bien cuando hay prosperidad, porque no reparte beneficios, y gobierna peor cuando hay dificultad, porque no reparte sacrificios".

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió hoy de que la derecha "no gobierna bien cuando hay prosperidad, porque no reparte beneficios, y gobierna peor cuando hay dificultad, porque no reparte sacrificios, siempre van a los mismos".

Zapatero hizo un extenso repaso a la gestión económica de su gabinete durante un acto del PSOE ante miles de personas en Vistalegre, a quienes aseguró que con su Gobierno los sacrificios en los momentos difíciles irán "a los más poderosos".

El jefe del Ejecutivo aseveró que la derecha "siempre es fría" con los trabajadores, "incluso cuando hay prosperidad y crecimiento", y recordó cómo "congelaron los sueldos de los funcionarios, el salario mínimo interprofesional o las pensiones mínimas y no hicieron ningún esfuerzo en leyes sociales".

"Son fríos, muy fríos con la gente, con la mayoría de los trabajadores, con aquellos que sólo viven de su trabajo y que no tienen de todo, que es a la gente a la que nosotros representamos", agregó.

Por el contrario, continuó, los populares son "calientes con el planeta", ya que "no les importa nada que acabemos con las posibilidades de la tierra, el aire o los mares".

Zapatero repasó esos cuatro años, en los que ha aumentado -dijo- el bienestar y la prosperidad, se ha creado empleo, la economía ha crecido por encima de la media europea e incluso España ha adelantado a Italia en renta per cápita, "y eso que no ha habido ningún milagro".

"Ha habido trabajo, seriedad, ahorro y sumar a todos a la tarea, a empresarios y sindicatos", destacó.

Insistió en que el PP y el PSOE tienen "dos modelos" distintos de reaccionar ante una situación de dificultad, ya que mientras la derecha apostó por "el decretazo y recorte de derechos que costó una huelga general", los socialistas se inclinan por un modelo de apoyo a las familias devolviendo 400 euros del IRPF, aumentando las pensiones y el salario mínimo, incrementando las becas o mejorando las ayudas a la vivienda.

Para los próximos cuatro años, si el PSOE renueva la confianza de los ciudadanos en las urnas, Zapatero se comprometió a lograr el pleno empleo e incorporar a las mujeres al mercado laboral, aumentar el salario mínimo hasta los 800 euros y seguir incrementando las pensiones mínimas, aumentar las becas, las plazas de educación infantil y seguir apostando por las políticas sociales y de ayuda a las familias sin recurrir al "recorte".