Domingo, 7 de Octubre de 2007

Más de un millón de personas evacuadas por la llegada del tifón Krosa a la costa china

EFE ·07/10/2007 - 14:41h

EFE - Un cámara filma el lugar donde se producto un deslizamiento de tierras consecuencia del tifón Krosa, que causó la muerte de un padre y su hijo en su casa situada en una ladera de Taipei, Taiwán, hoy domingo 7 de octubre. EFE

Más de un millón de personas han sido evacuadas para ponerse a salvo de los efectos del tifón Krosa, que alcanzó hoy la costa suroriental china con vientos de hasta 126 kilómetros por hora tras su paso por Taiwán, donde dejó cinco muertos.

El tifón tocó tierra a las 15.30 hora local (07.30 GMT) en la frontera entre las provincias de Zhejiang y Fujian, con una gran densidad de población, informó la agencia estatal, Xinhua.

Los efectos del Krosa se están sintiendo ya en forma de intensas lluvias y fuertes vientos en Zhejiang, donde más de 800.000 habitantes fueron evacuados y cerca de 33.000 barcos tuvieron que volver a puerto.

Los ríos han alcanzado niveles de riesgo y los centros de control marítimo prevén olas de hasta doce metros en las próximas 24 horas.

En aguas de la provincia, un buque hongkonés con 27 tripulantes a bordo de Rusia, Filipinas y la India está atrapado en medio del fuerte oleaje causado por el tifón sin que los buques de salvamento hayan podido todavía llegar hasta él.

En la vecina Fujian, las autoridades evacuaron a más de 200.000 personas e hicieron regresar a puerto a casi 37.000 embarcaciones.

Las escuelas, aeropuertos, carreteras y servicios de transporte marítimo han sido cerrados en varios puntos de ambas provincias.

La llegada del Krosa coincidió con el último día de la semana de vacaciones por el Día Nacional (1 de octubre) y decenas de miles de turistas fueron evacuados durante el fin de semana de las pintorescas islas frente a la costa de Zheijiang.

La policía distribuyó carteles en los embarcaderos y los enclaves turísticos con medidas de prevención y canceló todos los viajes organizados pendientes, según Radio Internacional de China.

En la misma provincia, la ciudad de Wenzhou, epicentro chino de la manufactura de calzado, está en alerta roja y todos los vuelos han sido anulados.

Al norte de Zhejiang, la metrópolis de Shanghai, que acoge las Olimpiadas Especiales y donde hoy se celebró el Gran Premio de China de Fórmula Uno, ha diseñado planes de emergencia para el caso de que llegue el tifón.

Según la Administración Meteorológica de China, el Krosa, que lleva el nombre camboyano de una grulla, se desplaza en dirección norte a lo largo de la costa antes de un posible regreso al mar.

No obstante, los responsables de Meteorología advirtieron, dejará en la franja oriental costera lluvias torrenciales y vientos huracanados que podrían derivar en inundaciones, corrimientos de tierra y avalanchas de lodo.

Las evacuaciones masivas se han convertido en uno de las principales procedimientos de China para reducir al máximo los daños personales ocasionados por los tifones y, a finales de septiembre pasado, 2.670.000 personas fueron evacuadas ante la llegada del Wipha, que finalmente causó nueve muertos.

El Krosa llegó a China procedente de Taiwán, donde dejó cinco muertos, según el Servicio Nacional de Bomberos, y siete, según los medios de comunicación, así como decenas de heridos, además de paralizar el tráfico y la actividad comercial.

Más de dos millones de hogares taiwaneses vieron interrumpido el suministro eléctrico, mientras el tráfico aéreo y ferroviario quedó seriamente afectado. Los vuelos internacionales aún no funcionan con normalidad.

En lo que va de año, el peor tifón en China fue el Sepat, que ocasionó 41 muertos en cuatro provincias sureñas, lejos de los 441 fallecidos que en 2006 provocó el Saomai, el peor tifón del país en medio siglo.

La temporada de tifones en China suele concentrarse entre junio y septiembre, y en octubre suelen ser pocos los que tocan su territorio.