Domingo, 7 de Octubre de 2007

La precariedad en la vivienda lleva a nuevas acampadas callejeras de los "sin techo" en París

EFE ·07/10/2007 - 14:13h

EFE - Imagen de archivo de una manifestación en París para exigir una vivienda digna. EFE

La falta de vivienda ha llevado a numerosos habitantes de París "sin techo" a organizar de nuevo acampadas callejeras masivas para llamar la atención acerca de esa problema y reclamar soluciones.

Varias decenas de personas se desperezaban esta mañana en una calle céntrica de París inundada de sacos de dormir y varias tiendas pequeñas, controlados a poca distancia por varios vehículos de Policía.

La acampada improvisada ha elegido un lugar emblemático: la calle donde se sitúa el auto-proclamado "Ministerio de la Crisis de la Vivienda", puesto en marcha en diciembre pasado por varias asociaciones que ayudan a las personas sin domicilio fijo.

El inmueble, propiedad de una entidad financiera, estaba vacío desde años y acoge en sus seis plantas a decenas de familias que han encontrado así un techo, aunque no sea propiamente una vivienda.

Para hacer más patente la precariedad algunos de ellos han vuelto a salir a la calle para pernoctar y ocupan las aceras, mientras la fachada del edificio ha sido "decorada" con pancartas alusivas a la falta de vivienda y con algunas tiendas de campaña de color rojo colgadas de los balcones.

Los "sin techo" organizaban esta mañana sus actividades, a modo de "comuna", con la colaboración de voluntarios de asociaciones de solidaridad que distribuyen ayuda material.

Antes de las Navidades de 2006 la falta de vivienda pasó a ser un asunto de referencia en los medios de comunicación franceses gracias a la iniciativa de una asociación, los "Hijos de Don Quijote", que organizaron una acampada masiva, con tres centenares de tiendas, a lo largo de un canal fluvial de París.

Dieron así visibilidad a un problema antiguo y pusieron en alerta a los políticos en un año -2007- que ha registrado elecciones presidenciales y legislativas.

En primavera hubo varias medidas para fomentar la vivienda social y una novedad jurídica, consistente en la posibilidad de reclamar ante la Justicia el derecho a una morada.