Domingo, 10 de Febrero de 2008

Cuatro de diez niños soldados son niñas combatientes y esclavas sexuales

EFE ·10/02/2008 - 09:44h

EFE - Alrededor del 40 por ciento de los 300.000 niños soldado que existen en el mundo, son niñas, que no solo son obligadas a participar directamente en los conflictos, sino que a menudo se convierten en esclavas sexuales de sus superiores.

Alrededor del 40 por ciento de los 300.000 niños soldado que existen en el mundo, son niñas, un colectivo especialmente vulnerable ya que no solo son obligadas a participar directamente en los conflictos, sino que a menudo se convierten en esclavas sexuales de sus superiores.

Con motivo de la celebración el próximo martes, día 12, del Día Mundial contra la Utilización de Niños y Niñas Soldados, la coalición española para acabar con esta tragedia quiere llamar la atención sobre las niñas "especialmente vulnerables y olvidadas en la mayoría de procesos de desarme, desmovilización y reintegración" (DDR).

Esta coalición, integrada por cinco ONG, asegura en un comunicado remitido a Efe que en los procesos de DDR las niñas no son consideradas como parte integrante de la categoría de niños soldados a pesar de que también prestan servicio en primera línea.

Otras, además, tienen la traumática experiencia de haber sido abusadas durante, años, obligadas a tener hijos de hombres que las trataban con violencia y que, cuando vuelven a sus comunidades, son tratadas con desprecio y no admitidas por vergüenza por su clan ya que sus familias no pueden fijar un precio de novia.

La coalición lamenta el escaso éxito de los programas DDR como el último puesto en marcha por esta coalición Sierra Leona dirigido a las niñas y que constató que solo el 8 por ciento de las niñas alistadas en grupos armados había conseguido abandonarlos.

Además del sufrimiento, enfermedades, embarazos no deseados y daños psicológicos que les causa esta utilización como niñas soldados, la coalición denuncia que son rechazadas por sus familias y comunidades en mayor medida que los niños quedando "estigmatizadas y con muy pocas soluciones de futuro como la prostitución o el alistamiento de nuevo en otro grupo armado".