Sábado, 9 de Febrero de 2008

El Parlamento turco da "luz verde" al polémico uso del velo musulmán

EFE ·09/02/2008 - 14:44h

EFE - Decenas de miles de manifestantes en contra del gobierno portan retratos de Ataturk, fundador de la moderna y laica Truquía, en Ankara, Turquía hoy sábado 9 de febrero. El Parlamento turco votó a favor de las enmiendas constitucionales destinadas a permitir el libre uso del velo musulmán para las estudiantes universitarias, una iniciativa que el sector más duro del laicismo considera un paso hacia la "sharia".

El Parlamento turco dio hoy "luz verde" al permiso del uso del velo en la Universidad, mientras miles de personas se manifestaban en contra, por considerar que es un paso hacia la imposición de la "Sharía" (Ley Islámica) en el país.

La aprobación definitiva de las enmiendas constitucionales que allanan el camino para que las estudiantes universitarias puedan lleva velo fue votada por 411 parlamentarios.

Con ello, la medida obtuvo más de los dos tercios de los 550 escaños del Parlamento y permite así la introducción de la reforma constitucional sin necesidad de referéndum.

Se espera que el presidente de la república, Abdullah Gül, apruebe sin dilación estos cambios en la legislación, ya que su propia esposa no pudo estudiar en la Universidad por llevar velo.

En las últimas décadas, el velo se ha convertido en un símbolo de división entre los turcos laicos, que consideran la reforma contraria al espíritu secular de la República, y los islamistas, que lo ven como una cuestión de libertad individual.

Mientras el Parlamento votaba las enmiendas, la plaza Sihhiye de Ankara fue ocupada por decenas de miles de personas que enarbolaron banderas de Turquía y retratos del fundador de ésta, Mustafá Kemal Atatürk, en una muestra de su decisión por defender el laicismo.

Los manifestantes criticaron a los artífices de la reforma, el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista) y el derechista Partido de Acción Nacionalista (CHP).

También gritaron eslóganes contra EEUU, país al que acusan de intentar imponer un estado islamista "moderado" en Turquía.

"Estas enmiendas suponen el fin del laicismo. Esta ley no debería ser aprobada. Insto a los diputados de la oposición a rodear esta mesa (del Parlamento)", proclamó el diputado independiente Kamer Genç, que exigió una "resistencia radical" a la reforma y hubo de ser desalojado de la Cámara por la fuerza.

Pero, según el presidente honorario del Tribunal Supremo, Sami Selçuk, las enmiendas votadas este sábado no implican que automáticamente las jóvenes puedan entrar a la universidad con velo.

Y es que el Tribunal Constitucional, autor de la interpretación que instituyó la prohibición del pañuelo musulmán en 1989, podría resistirse y persistir en su anterior decisión.

"No es posible prever qué sucederá. Los rectores deberán considerar las enmiendas aprobadas hoy", dijo Selçuk.

También el opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP) y los círculos seculares del país, incluidos el ejército, se oponen férreamente a permitir el velo, en aras del laicismo del estado turco.

Así, el líder del CHP, Deniz Baykal, ha anunciado que recurrirá las enmiendas ante el Tribunal Constitucional, que podría postular la inconstitucional de la liberalización del velo por ser contraria al intocable artículo 2 -sobre el laicismo- de la Carta Magna.

El CHP considera que, con la libertad del velo en la Universidad, se abrirá también paso al chador (velo negro que cubre a las mujeres de la cabeza a los pies) en centros educativos y administraciones públicas.

El MHP pidió al AKP que ahora se enmiende la Ley de Educación Superior para que quede clara la forma en que se permite entrar con velo a la Universidad.

"El modo de vestir en los centros de educación superior es libre. (Aquellas estudiantes) que se cubran la cabeza deberán hacerlo de modo que su cara quede visible y permitir que su identidad sea reconocible atando (el velo) por debajo de la barbilla", dice el texto que se propondría para cambiar esa ley.

De este modo, sólo podrían entrar a la Universidad las estudiantes que no lleven pañuelo o que lleven uno tradicional (basörtüsü), y no aquellas que se cubren con el 'türban' (que cubre por completo el cabello) o con el chador.

"El problema no es llevar o no el velo. Hay un problema general", afirmó el profesor Yilmaz Esmer.

"Por eso, los primeros ministros de Turquía y España trabajan en la Alianza de Civilizaciones. Intentamos armonizar la civilización occidental y la musulmana en Turquía. Y esto no es fácil. El uso del velo como símbolo político lo hace aún más difícil", añadió.

La división de la sociedad turca en el tema del velo se percibe claramente en las declaraciones de sus más famosos artistas: el pianista Fazil Say y el novelista y Premio Nobel Orhan Pamuk.

Fazil Say afirmó recientemente que está "asustado" por el desarrollo de los acontecimientos en Turquía, que considera dañinos para la república laica, por lo que podría abandonar el país.

Al contrario, Orhan Pamuk estimó, en recientes declaraciones al diario italiano 'La Repubblica', que el velo no tiene nada que ver con el fundamentalismo islámico.