Archivo de Público
Viernes, 30 de Agosto de 2013

Adif implanta en toda la red los sistemas de frenado automático que faltaban en la curva de Angrois

En los tramos donde se puedan superar los 160 km por hora, este sábado instalarán nuevas señales fijas y activarán más balizas de comunicación con el sistema ASFA

EUROPA PRESS ·30/08/2013 - 12:06h

EUROPA PRESS - Imagen del accidente del tren Alvia ocurrido el pasado 24 de julio.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) pondrá en marcha a partir de este sábado nuevas medidas de seguridad en los tramos de toda la red donde se puedan superar los 160 kilómetros por hora, instalando nuevas señales fijas y activando más balizas de comunicación con el sistema ASFA.

Así consta en una circular que el director de Seguridad en la Circulación, Manuel Besteiro Galindo, emitió el pasado 13 de agosto, veinte días después del accidente del Alvia en la curva de Angrois en el que murieron 79 personas y resultaron heridas otras 150, y cuatro días después de que la ministra de Fomento, Ana Pastor, anunciara en el Congreso que se estaba llevando a cabo "una revisión general de todos los protocolos y sistemas ferroviarios, así como de los cuadros de velocidades" de toda la red.

Según la circular, a la que ha tenido acceso Europa Press, a partir del 31 de agosto de 2013 entrarán en vigor nuevas medidas para "complementar y reforzar la observación y el cumplimiento de las velocidades máximas en líneas de velocidad superior a 160 km/h, en aquellas transiciones que supongan una reducción significativa de la velocidad máxima recogida en el Cuadro de Velocidades Máximas (CVM)".

Variaciones "significativas"

Adif apunta que existen dos tipos de velocidades a respetar: las velocidades máximas y las velocidades limitadas permanentes. De esta manera, define como transición significativa de velocidad cualquier variación de importancia que se produzca entre un mismo tipo de velocidad o entre ambos tipos, aunque en la circular no se precisa a partir de qué diferencia se considerará que el cambio es significativo.

En cualquier caso, en tramos donde se den estas circunstancias habrá señales fijas de velocidad limitada permanente que estarán relacionadas con el sistema de seguridad ASFA, que va instalado en los trenes a través de balizas, que mandarán al maquinista un preanuncio y un anuncio de la velocidad limitada permanente "cuando la velocidad a cumplimentar sea igual o inferior a 140 km/h".

"Independientemente de los controles de velocidad implantados por el sistema, el maquinista no excederá la velocidad máxima inscrita en las señales fijas de limitación de velocidad", concluye el documento. Según avanza el diario El País, con estas medidas se pretende conseguir una mayor eficacia en el aviso a los maquinistas sobre la necesidad de reducir la marcha y, llegado el caso, forzar el frenado si las advertencias no son atendidas.

Pastor señaló en su comparecencia en la Cámara Baja que se instalarían balizas progresivas, como las colocadas en el tramo del accidente días después del suceso, en "trazados en los que exista una reducción apreciable de la velocidad máxima, de modo análogo a como se protegen en vía las limitaciones temporales de velocidad".