Archivo de Público
Jueves, 29 de Agosto de 2013

"El sufrimiento de los sirios ha llegado a niveles sin precedentes"

La Cruz Roja alerta de que una intervención militar agravaría la situación. "La gente muere por la carencia de los suministros y el personal médico"

AGENCIAS ·29/08/2013 - 19:56h

- JOSEPH EID (AFP) - Familias sirias esperan para poder cruzar a territorio libanés para huir de la violencia.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha puesto la voz de alarma. En un comunicado, el organismo ha advertido de que si en Siria continúa la "escalada de acontecimientos" tras el "presunto uso de armas químicas", y en referencia a los planes de países como Estados Unidos y Reino Unido de llevar a cabo un ataque militar en represalia, habrá más desplazados en el país y se incrementarán las ya de por sí elevadas necesidades humanitarias que hay que atender.

"El sufrimiento de los civiles en Siria ha llegado actualmente a niveles sin precedentes y parece que no hay un final a la vista", ha lamentado el jefe de la delegación del CICR en el país, Magne Barth. Desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011, más de 100.000 personas han muerto y hay más de dos millones de refugiados, la mitad de ellos niños, así como cientos de miles de desplazados internos, según datos de la ONU. "Una mayor escalada (de la violencia) probablemente provocará más desplazamientos y aumentará las necesidades humanitarias, que ya son inmensas", ha advertido Barth.

Los ojos están ahora puestos en el presidente estadounidense, Barack Obama, quien evalúa las condiciones para una intervención militar en Siria tras el ataque de la semana pasada con armas químicas contra un barrio en la periferia de Damasco, del que se acusa a las fuerzas del régimen de Bashar Al Asad.

En estas circunstancias, el CICR recordó que además hay áreas en Siria que están aisladas durante meses, donde "existen graves carencias de suministros médicos vitales, alimentos y agua", y a las no se ha dado acceso ni siquiera a los voluntarios de la Media Luna Roja Siria, la organización de socorro nacional. "En amplias partes de la zona rural en torno a Damasco, por ejemplo, la gente se muere porque carecen de suministros médicos y porque no hay suficiente personal sanitario para atenderles. También están hambrientos porque no les puede llegar la ayuda de forma regular", ha ilustrado.

Así las cosas, Barth ha asegurado que tanto el CICR como la Media Luna Roja Siria siguen comprometidos y preparados para "atender las necesidades, allá donde estén y cualesquiera que sean, siempre que la labor humanitaria pueda desarrollarse y que se nos dé acceso sin condiciones a todas las áreas". En este sentido, el organismo internacional recuerda que las partes "deben permitir y facilitar el paso rápido y sin impedimentos a la ayuda humanitaria para los civiles" y respetar el derecho de heridos o enfermos, aunque sean combatientes, a recibir atención médica.

Por último, advierte de que el uso de armamento químico por cualquiera de las partes "constituiría una grave violación del Derecho Internacional Humanitario", por lo que les pide que "respeten la prohibición absoluta" que existe a nivel internacional de usar este tipo de armas.