Archivo de Público
Miércoles, 28 de Agosto de 2013

La mujer de Bárcenas no acude a la Audiencia para el embargo de sus bienes

La Audiencia continúa con el proceso a pesar de la ausencia de Rosalía Iglesias, que ha alegado que es un trámite innecesario y se compromete a presentar en tres día una lista de patrimonio para que sea embargado

EFE ·28/08/2013 - 10:25h

- EFE - Rosalía Iglesias saliendo de la Audiencia Nacional.

El juez de guardia de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha continuado con los trámites para embargar los bienes de Rosalía Iglesias, mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, a pesar de que no se haya presentado hoy en el tribunal por considerar "redundante" su citación. El juzgado de Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel, la citó para hoy con el fin de que se le comunicara en persona el embargo de sus bienes para cubrir la fianza civil de 6 millones que le impuso y que no pagó, así como concederle un plazo de tres días para que designara una lista de bienes susceptibles de embargo.

Sin embargo, la defensa de Iglesias presentó ayer un escrito en la Audiencia Nacional afirmando que este trámite era "tan innecesario como repetitivo" porque ya se le citó el 2 de agosto, aunque, según fuentes jurídicas, en ese caso se trataba de cumplimentar otro trámite, en concreto comunicarle la fianza para que la pagara. En ese escrito, la mujer también asegura que en tres días, tal y como dicta la ley, haría "la oportuna designación de bienes" para que se proceda a su embargo.

Después de que la mujer de Bárcenas no acudiera hoy a la cita, el secretario judicial de Ruz se ha reunido con Pedraz para decidir qué medidas tomar y este juez ha dictado una providencia dando por cumplido el trámite, pero en ella indica que no está de acuerdo con las alegaciones de Iglesias porque la ley establece que tendría que haber acudido. Pedraz añade que, una vez Iglesias entregue la lista de sus bienes o transcurran los tres días legales de plazo para ello, se seguirá con el proceso de embargo.

Iglesias estaba citada a las nueve de la mañana en el Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia, donde la esperaban numerosos periodistas y unos perjudicados de las preferentes de Bankia a gritos de: "Esa mujer, a Soto del Real también". El juez Ruz le impuso el pasado 31 de julio esta fianza, destinada a afrontar las responsabilidades pecuniarias ante una eventual condena por los delitos que se le imputan -fraude fiscal, cooperación en delito de blanqueo de capitales, falsedad documental y tentativa de estafa procesal-.

En estos casos, el juzgado da primero un plazo para que el imputado pague la fianza y de no hacerlo inicia el embargo y le requiere que señale bienes. Si no lo hace, se acude a la lista de propiedades que consta en los archivos de la Administración. De estos bienes se comenzará a embargar el dinero o cuentas corrientes y luego, por este orden, los créditos y títulos, las joyas u objetos de arte, las rentas, los bienes muebles, los inmuebles y el salario.

Los bienes de Bárcenas, embargados

El juez Ruz ha embargado su casa de Príncipe de Vergara, sus cuentas en España, una casa en Baqueira y dos plazas de garaje

Ruz ya ha embargado los bienes de su marido -a quien impuso una fianza civil de 43,2 millones-, entre ellos su domicilio familiar en la madrileña calle de Príncipe de Vergara y sus cuentas bancarias en España, en las que acumulaba al menos 700.000 euros.

También embargó al extesorero una vivienda unifamiliar en el municipio leridano de Naut Aran, cercano a la estación de esquí de Baqueira Beret, y dos plazas de garaje en esa localidad, propiedades estas que tiene el matrimonio al 50%.

La Fiscalía Anticorrupción pidió a Ruz fijar la fianza civil de Iglesias en 5.975.000 euros, después de que la acusación popular que ejerce la asociación Abogados Demócratas de Europa (Adade) reclamara una fianza de 3.058.984 euros.

El juez hizo el cálculo de la fianza civil teniendo en cuenta las cuotas que defraudó a Hacienda por IRPF en los ejercicios 2002, 2003 y 2006 -4.068.785 euros-, por el delito de falsedad en documento mercantil y estafa en grado de tentativa -63.000 euros- y por el de blanqueo -350.000 euros-, a los que añadió el tercio legal que prevé la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El 2 de julio, Ruz ya ordenó el bloqueo de las cuentas a nombre de Bárcenas y su mujer en Bankia y, díez días después pidió a Caixabank que bloqueara otras cinco cuentas de ambos a través de las que supuestamente habían pretendido traspasar "operaciones y saldos existentes" en Bankia.