Sábado, 9 de Febrero de 2008

Arquitectos españoles son elegidos en China para crear una "obra maestra"

EFE ·09/02/2008 - 11:50h

EFE - Maqueta del escultor español Eleuterio Gordo, que reproduce el proyecto del Hotel Villa del Humedal de Xixi, en Hangzhou (este de China), una "obra de arte de la arquitectura doméstica" que ha sido encargado al estudio español de Rosa Cervera y Javier Gómez Pioz.

Los arquitectos españoles Rosa Cervera y Javier Gómez Pioz, creadores de la "torre biónica" y del centro urbano de la Ciudad de España, para 100.000 habitantes, que se construye a las afueras de Shanghai, han sido elegidos para crear una "obra maestra de la arquitectura doméstica" en el país.

El año pasado fueron designados finalistas por las autoridades municipales y de turismo de Hangzhou (provincia de Zhejiang, este) junto con el japonés Arata Isozaki, para crear un museo nacional de carácter emblemático, un "Guggenheim chino" que le dé a la ciudad el mismo prestigio que la obra de Frank O. Gehry a Bilbao (norte de España) desde 1997.

Mientras Hangzhou decide si adopta la idea de Isozaki, la de Cervera y Pioz o una mezcla de ambas, una promotora local, relacionada con el gobierno, ha contratado a los españoles como arquitectos estrella para construir, a varios cientos de metros del futuro museo, un proyecto de autor a la antigua usanza.

"Es un encargo muy bonito: diseñar una de las cuatro villas, como cuatro obras maestras de la arquitectura doméstica, que (a modo de casas de huéspedes oficiales) formarán un complejo justo al lado del Museo del Humedal de Xixi", en el que también podrían llegar a participar, dijo Pioz a Efe, tras presentar el proyecto en Hangzhou.

Junto con la de los españoles se harán otras tres villas: una del propio Isozaki (autor del Palau Sant Jordi de Barcelona y de la Domus de A Coruña, noroeste español), otra del británico David Chipperfield (creador del pabellón de la Copa América de vela en Valencia, este de España) y una más del suizo Mario Botta.

"El proyecto es pequeño en dimensión (1.500 metros cuadrados) pero enorme en trabajo", comentó Pioz, ya que además de diseñar el edificio, los arquitectos serán responsables de crear todos los detalles del interior, desde muebles, lámparas y alfombras hasta la cubertería.

"Estamos encantados. Este tipo de encargos era algo común antaño, cuando se le pedía a (Frank Lloyd) Wright hacer la Casa de la Cascada (1937), o algún edificio a Víctor Horta (1861-1947), y ellos diseñaban hasta las servilletas. Eso en cierto modo se había perdido", señaló.

"No es que todas las arquitecturas tengan que ser siempre tan obsesivas, pero es un ejercicio de diseño muy gratificante para un arquitecto tener la posibilidad de contribuir a la vanguardia del mundo doméstico, y más si es con un proyecto fuera de tu país, que te permite aportar algo a una ciudad como Hangzhou", añadió.

La antigua capital china, situada a 170 kilómetros de Shanghai, es uno de los principales destinos de turismo interior del país, gracias a la fama de sus paisajes y de su Xihu ("Lago Occidental"), al que ahora el gobierno local quiere añadir un Xixi ("Arroyo Occidental").

Existen planes, aunque temporalmente retrasados, para vincularla con Shanghai a través de su tren de levitación magnética ("maglev"), el más rápido del mundo y el único con esa tecnología que está en uso comercial, cuya futura extensión hará de Hangzhou una relajada ampliación de la gran metrópoli, a sólo 26 minutos en tren.

Por ello, las autoridades esperan aumentar el atractivo turístico y hotelero local con un proyecto muy ambicioso en torno al humedal, llamado Xixi Tiantang ("Paraíso del Arroyo Occidental") que, además del museo emblemático y las villas de maestros internacionales, incluirá instalaciones hoteleras y residenciales de alto nivel.

Entre ellas la parte hotelera supondrá cerca de 100.000 metros cuadrados de superficie construida, con numerosas instalaciones de lujo, según la prensa local.

En su aportación, los españoles "no hemos intentado reproducir ninguna forma tópica ni china ni de ese lugar, sino reinterpretar el concepto del paisaje de Hangzhou", característico por sus bosques, sus suaves colinas y la serenidad del Lago Occidental, explicó Rosa Cervera.