Domingo, 7 de Octubre de 2007

Semana decisiva para el nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias

EFE ·07/10/2007 - 11:41h

EFE - El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero. EFE

El futuro del nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias se despejará la próxima semana en el Congreso de los Diputados, donde los ponentes encargados de analizar el texto deben clarificar sus posiciones y decidir si continúa la tramitación de la reforma.

Las dos reuniones mantenidas hasta el momento por la Ponencia sólo han servido para que los partidos hayan dado un repaso al articulado, pero en estas citas no se ha concretado ningún acuerdo entre PSOE, PP y CC en los temas más polémicos de la reforma estatutaria canaria.

PP y CC, que pactaron el pasado mes de junio una serie de enmiendas conjuntas al nuevo Estatuto, han emplazado a los socialistas en las últimas semanas a concretar en qué están dispuestos a ceder y cuáles son sus condiciones para establecer un pacto.

Los socialistas han condicionado a lo largo de los últimos meses su unión al pacto entre PP y CC a la inclusión de un cambio en el sistema electoral autonómico en la reforma estatutaria.

El PSOE quiere que se modifique el régimen electoral para "garantizar la pluralidad democrática mediante la rebaja de las barreras electorales y la creación de una circunscripción electoral autonómica -que se añade a las insulares-", según contempla la justificación de una de sus enmiendas.

Los nacionalistas canarios se muestran abiertos a negociar este apartado, siempre y cuando se respeten sus posiciones respecto a los temas que consideran innegociables: definición de Canarias, blindaje del Régimen Económico y Fiscal (REF), financiación, ultraperificidad y el ámbito competencial.

Los partidos son conscientes de que se mueven en un estrecho margen de tiempo, ya que apenas faltan unos meses para que se agote la legislatura y la Comisión Constitucional debe también analizar la reforma estatutaria de Castilla y León y, previsiblemente, la Ley de Memoria Histórica.

Por ello, populares y nacionalistas han apremiado al grupo parlamentario socialista para que se pronuncie sobre estas cuestiones, que han sido consultadas por el PSOE con el Gobierno y con los diferentes Ministerios en los últimos días.

Ahora PP y Coalición Canaria hacen frente común en el tema del Estatuto después de formar Gobierno en el archipiélago a raíz de las elecciones autonómicas del pasado 27 de mayo, mientras que el PSOE, que pactó con los nacionalistas el texto en el Parlamento autonómico, ha presentado de manera individual sus enmiendas.

Todos los partidos han reconocido que, debido a la situación política acaecida en las islas tras las elecciones, el texto y las enmiendas han sido poco debatidas y analizadas en reuniones bilaterales entre partidos antes de su estudio oficial en la Ponencia.

Existe la posibilidad de que al no alcanzar un acuerdo en los temas básicos, condición que se han puesto todas las formaciones para sacar adelante el texto, la tramitación del nuevo Estatuto quede paralizada y se posponga para la próxima legislatura.