Viernes, 8 de Febrero de 2008

2-3. Las madrileñas del Sanse siguen haciendo historia al clasificarse para la final

EFE ·08/02/2008 - 21:06h

EFE - La jugadora del Murcia Jacqueline Carvalho (d), remata ante el intento de bloqueo de las jugadoras del Albacete, García (i) y Ruíz (c), durante el partido, correspondiente a las semifinales de la XXXIII edición de la Copa de la Reina de Voleibol femenino, disputado en Las Palmas.

Ícaro Palma y Sanse Mepaban protagonizaron un semifinal de poder en la Copa de la Reina de voleibol que deparó un trabajado triunfo del conjunto madrileño (2-3), que sigue haciendo historia al meterse en la lucha por el título del torneo eliminatorio más prestigioso de la elite española.

En el primer set las alternativas mantuvieron en tensión a jugadoras y aficionados, ya que las contendientes desplegaron todo su potencial para presentar la candidatura de finalista. Así, en los tiempos técnicos dominó el Ícaro Palma (8-7 y 16-12), pero su contrario animaría el choque con un parcial 0-8 (18-20).

Con 20-21 llegaron dos saques envenenados de checa Marcela Ritschelova, y el Sanse se quedó clavado en los 21 puntos, sin que la internacional española Silvia Fernández pudiese arrastrar a sus compañeras.

Un 8-5 en el arranque de la segunda manga vaticinó problemas para las jugadoras de José Aurelio Delgado, aunque éstas se repusieron con buena dirección de la polaca Anna Swiderek y remates de la serbia Jelena Mladenovic, para asumir la iniciativa y empatar el enfrentamiento con un justo 23-25.

Con el Sanse inspirado y luchador, el inicio del tercer set deparó ventajas de 1-4 y 5-8 para el conjunto rojillo. Sin embargo, tras el empate a once puntos, las baleares firmaron un parcial 6-0 para ganar el segundo tiempo técnico (16-11).

Cuando parecía que llegaría el 2-1 al partido, el Ícaro no pudo consumar tres balones de set, mientras que su rival acreditó frialdad y máxima concentración para voltear la dinámica y hacerse con un trabajado 27-29, tras media hora de juego.

Tardó en llegar la esperada reacción de las mallorquinas en el cuarto set, en el que el Sanse pareció minar su confianza con un duro 9-17. Cuando todo estaba en su contra, el Icaro recurrió a la casta para voltear el marcador con un parcial 13-4 (22-21).

El Palma no se amilanó cuando las madrileñas dispusieron de tres balones de partido y, con un bloqueo demoledor, forzó el perseguido "tie-break" en su sexta oportunidad. El final de set no fue apto para cardíacos y el derroche de los equipos fue de los que crea afición.

En la muerte súbita, Ernesto Rodríguez solicitó tiempo muerto cuando se escapaba el Sanse y, aunque un parcial 4-1 le volvió a dar el mando en el marcador, las madrileñas cambiaron de cancha con mínima ventaja (7-8).

Luego el equilibrio se rompió con un peligroso 11-13 y el Sanse llevó el delirio a sus seguidores cuando ganó el mejor enfrentamiento de esta Copa en su quinta oportunidad: 13-15.

Ficha técnica:

2. Ícaro Palma: Swieniewicz, Makulewicz, Florentino, Cruz, Ritschelova y Glod, equipo inicial, Esther López -líbero-, Marín y Nizetich.

Entrenador: Ernesto Rodríguez.

3. Voley Sanse Mepaban: Fernández, Butnaru, Mladenovic, Swiderek, Germanova y Barros, equipo inicial, Rodríguez -líbero-, Ana Paulo y Veiga.

Entrenador: José Aurelio Delgado.

Parciales: 25-22 (25 min.), 23-25 (28 min.), 27-29 (30 min.), 33-31 (36 min.) y 13-15 (16 min.).

Árbitros: Rafael Godoy (Almería) y David Fernández (Barcelona).