Viernes, 8 de Febrero de 2008

Llega a Barcelona el primer AVE en pruebas

Los trenes podrían empezar a circular ya entre el 19 y el 22 de febrero

DAVID MIRÓ ·08/02/2008 - 21:27h

Sin avisar y casi con nocturnidad ayer asomó el morro en la estación de Sants de Barcelona el primer tren comercial del AVE. De madrugada se había acabado de electrificar el último tramo de catenaria y un primer tren "laboratorio" Adif Séneca (conocido como Pato por la forma de la cabina) comprobó el estado de la vía y de la señalización. Todo era correcto, así que al mediodía hizo su entrada el primer Siemens S-103, el convoy que realizará el viaje entre Madrid y Barcelona en dos horas y treinta y cinco minutos a partir de...no se sabe. El Gobierno no soltó prenda ayer y la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega se limitó a decir que la fecha "aún no está decidida" y que en todo caso será la ministra de Fomento quien haga el anuncio cuando esté garantizada totalmente la seguridad.

Viaje en campaña

Con todo, cada vez hay más signos que permiten acotar en el tiempo el día D del AVE en Barcelona. Por una parte los expertos cifran en un mínimo de diez los días de pruebas necesarios para poner en marcha el servicio. Hay que comprobar la resistencia de la plataforma, la tensión de la catenaria, la señalización y los sistemas de seguridad en esos 4,3 kilómetros que tantos problemas han dado entre l'Hospitalet y Sants.
Por otra parte, la página web de Renfe no deja comprar billetes entre Madrid y Barcelona más allá del 18 de febrero. Fomento ha filtrado que los primeros billetes podrían tener un precio simbólico o ser incluso gratis como medida de compensación.

Todo apunta que será entre el 19 y el 22 de febrero cuando dé comienzo el servicio regular, justo antes de la campaña electoral o durante sus primeros días. Eso permitiría a Zapatero cumplir su deseo de "utilizar" el AVE en campaña (el 6 de marzo el PSC celebra su gran mítin).

Por su parte, el líder de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, se mostró convencido de que el tren llegará "cuando le convenga al gobierno".