Viernes, 8 de Febrero de 2008

El Constitucional admite el recurso de una transexual que lucha por la custodia de su hijo

Desde que comenzó el proceso de cambio de sexo, las visitas a su hijo biológico le fueron restringidas a tres horas cada dos semanas y sólo en presencia de médicos. 

PÚBLICO.ES ·08/02/2008 - 20:51h

 

La lucha de Alexia Pardo, una mujer transexual, comenzó cuando un juzgado de primera instancia de Lugo estableció que vería a su hijo sólo los sábados alternos de 17 a 20 horas, en compañía de su ex mujer y ante un equipo de especialistas médicos. Según publica La Voz de Galicia, la razón para este limitado régimen de visitas quedó establecida en una posterior sentencia, esta vez de la Audiencia Provincial de Lugo, que aseguraba que una frecuencia normal de contactos con el niño "supondría un riesgo para la salud emocional del menor, que progresivamente se habituará -como de hecho ya está haciendo pues la relación afectiva es buena- a la decisión del cambio de sexo adoptada por su progenitor".

Pardo  considera que por su condición de transexual le están aplicando el mismo régimen que se aplica a padres sobre los que existen dudas de abusos sexuales o de violencia. Por eso, ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional. Su argumento principal es que ese régimen de visitas y la sentencia que lo respalda cae en la discriminación hacia una persona transexual y ha recibido el apoyo del Colectivo de Gays de Madrid, que aglutina a lesbianas, gays y transexuales. Ayer, el Constitucional admitió a trámite el recurso.