Archivo de Público
Viernes, 23 de Agosto de 2013

Marin pone al Sevilla con un pie y medio en Europa

El conjunto andaluz sentencia la eliminatoria del 'play-off' de la Europa League con una goleada (4-1) al Slask Wroclaw

EUROPA PRESS ·23/08/2013 - 10:23h

El Sevilla sentenció la eliminatoria del 'play-off' de la Europa League con una goleada (4-1) al Slask Wroclaw en el encuentro de ida disputado este jueves en el Sánchez Pizjuán, un duelo sin embargo con resultado engañoso y que no se resolvió hasta los últimos minutos bajo el liderazgo local de Marko Marin.

El resultado terminó siendo inmejorable para viajar a Polonia la semana que viene. El Sevilla fue de menos a más, con un partido cuesta arriba en el que los visitantes se pusieron incluso por delante. Las sensaciones no eran buenas pero finalmente, con la aparición de Marin y también la expulsión rival de Dudu en el 55', los de Emery sacaron más que petróleo para estar en Europa esta temporada.

El conjunto andaluz se midió en una lucha de ida y vuelta con su rival durante gran parte del partido. Una lucha que dejó en entredicho la defensa sevillista y que comenzó con Paixao poniendo por delante a los polacos en el minuto 16. El Sevilla trató de hacerse con el balón y lo consiguió, pero cerca de la portería rival fallaban las ideas. Aún así, los locales pusieron el empate gracias a Rakitic (1-1).

Ya al descanso lo mejor para el Sevilla era el resultado. Mejor sería al término del partido, aunque en la segunda mitad mejoró el equipo sevillista. Los errores defensivos volvieron a aparecer pero enseguida empezaron los de Emery a apretar de la mano de un motivado Marin. Los visitantes se quedaban con uno menos y todo apuntaba al momento local, pero este tardó en llegar.

Marin culminó la remontada con un gran gol en el 67', pero no fue hasta los últimos cinco minutos cuando llegó la sentencia a la eliminatoria. El Slask había perdido terreno y su paso atrás provocó el acecho más constante de los locales. Gameiro ponía el tercero y Marin cerraba la goleada y su gran partido con el cuarto. Con poco el Sevilla salvó los muebles para quedarse a un paso de Europa.