Viernes, 8 de Febrero de 2008

Prisión para Adelilah Hriz por su presunta implicación en los atentados del 11-M

EFE ·08/02/2008 - 20:29h

EFE - El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, en una comisión rogatoria sobre los atentados del 11-M celebrada en Rabat el pasado mes de diciembre.

El juez de instrucción de un tribunal marroquí ordenó hoy el ingreso en prisión de Abdelilah Hriz, detenido en enero a instancias de la Justicia española por su presunta participación en los atentados del 11 de marzo de 2004.

El magistrado del Tribunal de Apelaciones de Salé, cerca de Rabat, ordenó el envío a la cárcel de Hriz, de 29 años y a quien le imputa el cargo de "constitución de banda criminal para cometer un acto terrorista y complicidad en la destrucción de medios de transporte y vías públicas con explosivos", según dijeron fuentes judiciales.

Hriz se encontraba en situación de arresto y su detención había sido anunciada en Rabat el pasado 28 de enero por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional española, Javier Zaragoza, quien explicó entonces que fue a consecuencia de una denuncia presentada por España.

El perfil genético de Hriz coincidió con muestras halladas en un peine encontrado en el piso de Leganés (cerca de Madrid) donde se suicidaron siete de los autores de los atentados y en una finca utilizada por éstos para montar las bombas que colocaron en los trenes que explotaron en la capital española y en los que murieron 191 personas.

La Justicia marroquí aceptó el mes pasado juzgar a Hriz y fuentes jurídicas destacaron que es la primera ocasión en la que Marruecos -Estado con el que España no tiene convenio de extradición y que no entrega a su nacionales- accede a enjuiciar a uno de sus ciudadanos por delitos cometidos en otro país.

El juez de la Audiencia Nacional Juan Del Olmo imputó a Hriz el 28 de febrero del año pasado como autor material del atentado del 11-M después de comprobar las pruebas genéticas y la Justicia marroquí accedió finalmente a la petición del magistrado y ordenó su detención.

En el auto en el que le declaraba como imputado en la causa, Del Olmo acusó a Hriz de 191 asesinatos terroristas consumados, 1.811 en grado de tentativa, cuatro delitos de estragos terroristas y otro de tráfico, tenencia y suministro de explosivos.

Esos atentados contra cuatro trenes de cercanías de Madrid fueron atribuidos en la sentencia del proceso en el que se juzgó esos hechos a un grupo de terroristas "yihadistas".

Hriz fue condenado en Marruecos en febrero de 2007 por actividades terroristas, aunque posteriormente recurrió la sentencia y quedó en libertad.

El juez Del Olmo presentó un primer borrador de denuncia oficial -figura jurídica que permite pedir el enjuiciamiento de un imputado en otro país- a mediados del pasado mes de diciembre, durante la comisión rogatoria que le llevó a Rabat para tomar una muestra de ADN de otro de los sospechosos de participar en los atentados, Saad Houssaini.

Houssaini, encarcelado en Marruecos tras su detención el pasado 9 de marzo en Rabat, se negó entonces a que le tomaran una muestra de ADN para comprobar si su perfil genético aparece en algún escenario del 11-M.

Fuentes judiciales explicaron entonces que a Houssaini le amparaba la legislación de Marruecos.

A su vuelta a España, Del Olmo amplió la denuncia oficial y la mandó traducir al árabe.

El pasado 8 de enero, el juez de enlace con Marruecos, Ángel Llorente, se trasladó a Madrid para recoger una copia del documento, que esa misma tarde selló en el Ministerio de Justicia y que al día siguiente entregó en mano a las autoridades competentes del reino alauí.

Hriz había reconocido en noviembre de 2006 -durante otra comisión rogatoria de Del Olmo en Marruecos- haber vivido en Madrid desde principios de marzo o abril de 2004 hasta finales de octubre o noviembre de ese año.