Viernes, 8 de Febrero de 2008

Iberdrola pide a la CNE que limite al 3% los derechos de voto de ACS por sus conversaciones con EDF

EFE ·08/02/2008 - 09:47h

EFE - Imagen de la actual sede central de Iberdrola en Bilbao.

Iberdrola considera que las conversaciones entre ACS y EDF son contrarias a los objetivos manifestados en su día por la constructora para entrar en la eléctrica e invalidan los permisos que le dio la Comisión Nacional de la Energía (CNE) sobre su participación y los derechos de voto.

La eléctrica ha pedido al regulador energético que revoque el permiso concedido a ACS para tomar hasta el 24,9 por ciento de la eléctrica y limite, de forma provisional y sin ninguna excepción, sus derechos de voto al tres por ciento.

Según explican desde Iberdrola, cuando ACS solicitó al regulador energético las autorizaciones pertinentes para ser accionista argumentó que el objetivo "estratégico" de la operación era constituir un núcleo accionarial "estable" y "de carácter nacional".

Asimismo, ACS indicó que respaldaba "plenamente la gestión que realiza su equipo directivo, encabezado por su presidente" y entraba en la compañía con "vocación de permanencia" y "sin adquirir una influencia decisiva o de control".

Iberdrola entiende que el mantenimiento de estos objetivos constituye un presupuesto para la vigencia de las autorizaciones de la CNE, ya que el organismo tuvo en cuenta estas intenciones en sus expedientes, y, una vez constatadas las conversaciones con la eléctrica francesa, la finalidad esgrimida en su día ha dejado de existir.

La entrada de ACS en la eléctrica fue objeto de dos expedientes de la CNE, uno para poder tomar una participación y otro para levantar la restricción a sus derechos de voto por ser accionista de una empresa competidora.

ACS controla un 7,7 por ciento de Iberdrola, más un 5 por ciento adicional mediante derivados, y el 45,3 por ciento de Unión Fenosa (el 40,47 por ciento cuando recibió la autorización de la CNE).