Archivo de Público
Miércoles, 21 de Agosto de 2013

El Ejército egipcio ordena poner a Mubarak bajo arresto domiciliario

Un tribunal decretó este miércoles su puesta en libertad tras ser absuelto de los cargos por corrupción y haber sobrepasado el tiempo en la cárcel que prevé la legislación del país

AGENCIAS ·21/08/2013 - 22:07h

El exdictador egipcio, Hosni Mubarak, será puesto bajo arresto domiciliario una vez que salga de la cárcel, algo que se producirá probablemente este jueves. Así lo han decretado las autoridades militares, quienes han querido justificar la decisión por "el contexto del estado de emergencia" en el que se encuentra el país desde el golpe de estado que derrocó al islamista Mohamed Mursi

"En el contexto de la ley de emergencia, el vicecomandante militar ha emitido una orden por la que Mohamed Hosni Mubarak deberá ser puesto bajo arresto domiciliario", informó el Gobierno en un comunicado que ha sido emitido por la televisión estatal.

Un tribunal cairota ordenó este miércoles la puesta en libertad provisional del rais tras ser absuelto de los cargos de abuso de poder y corrupción. A Mubarak aún le quedan cuatro procesos pendientes. El que más repercusión ha tenido es el el que debe determinar su papel en las matanzas de opositores durante la revolución. El exdictador ya había sido condenado a cadena perpetua por ello, pero el proceso fue anulado y se ordenó repetirlo. Ahora podrá salir en libertad provisional ya que ha superado el tiempo máximo que prevé la legislación. Eso sí, las causas abiertas le impedirán salir del país y sus bienes seguirán confiscados.

Su abogado aseguró en la tarde del miércoles que Mubarak saldría de la cárcel de Tora el jueves. Por el momento, desde el Ministerio del Interior se han limitado a confirmar que aún no ha pisado la calle ya que los servicios penitenciarios están a la espera de una orden de la Fiscalía para permitir su marcha. "No hemos recibido ninguna orden para excarcelar a Mubarak. El asunto se encuentra en el campo de la Fiscalía. Si hay algo, será mañana por la mañana y lo anunciaremos", dijo un portavoz a la agencia EFE.

Protestas por la excarcelación

El futuro del rais ha vuelto a sacudir a un país sumido en una profunda crisis a raíz del golpe militar y la posterior ola de violencia, que ha dejado cientos de muertos. El grupo juvenil Tamarrud ─ instigador de las protestas previas al golpe de estado que depuso en julio al presidente Mohamed Mursi─ ya ha rechazado la puesta en libertad provisional de Mubarak.

Los Hermanos Musulmanes han convocado otro viernes de protestas contra el golpe de los militares y la excarcelación de Mubarak

Al tiempo, la Alianza para la Defensa de la Legitimidad, que aglutina a los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines, llamó a sus simpatizantes a manifestarse el próximo viernes contra el golpe militar. En un comunicado, los seguidores de Mursi anunciaron que saldrán a las calles en el llamado Viernes de los Mártires después de orar por las personas que perdieron la vida como consecuencia de la última ola de violencia en el país. La coalición se mostró dispuesta a "resistir hasta derrocar el golpe militar sangriento e injusto".

Pero las autoridades han proseguido con las detenciones de dirigentes opositores. Anoche fue arrestado Murad Ali, portavoz del Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes, cuyo máximo líder, Mohamed Badía, fue detenido la víspera. 

Para conocer la situación sobre el terreno, el secretario general adjunto para Asuntos Políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, se entrevistó en El Cairo con el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Nabil Fahmi, quien reiteró que su Gobierno no acepta "injerencias extranjeras" en los asuntos internos. Además, expresó "el descontento" del Ejecutivo y el pueblo egipcio hacia la comunidad internacional por lo que considera su falta de conocimiento de la realidad y por no criticar ni condenar "a la parte que planea, instiga y perpetra acciones terroristas".

Las autoridades egipcias sostienen que están librando una lucha contra el terrorismo e insisten en avanzar con sus planes para instaurar la democracia mediante la reforma constitucional y elecciones presidenciales y legislativas. Siguiendo la "hoja de ruta" trazada por los militares, el Gobierno egipcio anunció que reformará instituciones y leyes relacionadas con los derechos humanos.