Archivo de Público
Miércoles, 21 de Agosto de 2013

Amnistía Internacional pide la "liberación inmediata" de Manning

La organización Unión de Libertades Civiles de EEUU lamentó la sentencia y la consideró una prueba de que "algo va verdaderamente mal" en el sistema judicial

EFE ·21/08/2013 - 18:03h

La organización Amnistía Internacional (AI) pidió este miércoles al presidente de EEUU, Barack Obama, que conmute la pena de 35 años a la que fue sentenciado el soldado Bradley Manning por una corte militar y que permita su "liberación inmediata".

La defensa de Manning tiene intención de cursar una petición de clemencia ante el Departamento de Justicia estadounidense, que revisa esas solicitudes antes de entregárselas al presidente, quien toma la decisión final, señaló AI. "Ese tipo de peticiones se cursan normalmente una vez todas las vías de apelación están agotadas, pero el presidente puede conceder clemencia en cualquier momento", apuntó Amnistía en un comunicado emitido en su sede en Londres.

Manning "debería recibir clemencia en reconocimiento a los motivos por los que actuó, el tratamiento que tuvo que soportar durante los primeros tiempos de su detención y las deficiencias del proceso durante su juicio. El presidente no tiene que esperar a que la sentencia sea apelada para conmutarla, puede y debe hacerlo ahora mismo", reclamó la organización.

Manning "debería recibir clemencia en reconocimiento a los motivos por los que actuó" "Algunos de los materiales que filtró Manning y publicó WikiLeaks señalaban presuntas violaciones de derechos humanos y rupturas de las leyes humanitarias internacionales por parte de las tropas estadounidenses", subrayó AI. Para Amnistía, la juez militar Denise Lind dictó sentencia antes de que Manning "pudiera defenderse presentando pruebas de que actuaba en interés público".

El exsoldado, de 25 años y expulsado del Ejército con deshonor por la filtración de más de 700.000 documentos clasificados al portal WikiLeaks, "actuó convencido de que podía encender un debate público significativo sobre los costes de la guerra", afirmó Widney Brown, directora del departamento legal internacional de AI. Para Brown, "en lugar de luchar con uñas y dientes para encerrarlo durante décadas", el Gobierno estadounidense debería centrarse en "investigar e impartir justicia sobre los graves abusos a los derechos humanos que cometieron sus oficiales en el nombre de la lucha contra el terror".

Manning, que fue hallado culpable de 20 cargos, entre ellos varias violaciones de la ley de espionaje, robo de información gubernamental y abuso de su posición de analista en Irak, se enfrentaba a una pena máxima de 90 años de cárcel. Su defensa consideraba por su parte que la condena no debía exceder los 25 años que serían necesarios para que los documentos que filtró sean desclasificados.

"Este caso muestra, más que nada, la necesidad urgente de reformar las inadecuadas leyes sobre espionaje de Estados Unidos y reforzar la protección que necesitan aquellas personas que revelan información que la gente tiene necesidad y derecho a conocer", señaló la responsable de AmnistíaInternacional.

"Algo va mal en la Justicia de EEUU"

La organización Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU) lamentó hoy la sentencia a 35 años de prisión para el soldado Bradley Manning y la consideró una prueba de que "algo va verdaderamente mal" en el sistema de justicia del país.

"Es un día triste para todos los estadounidenses que dependen de informantes valientes y de una prensa libre" "Cuando un soldado que compartió información con la prensa y la gente es castigado mucho más duramente que otros que torturaron a prisioneros y mataron a civiles hay algo que está verdaderamente mal en nuestro sistema de justicia", indicó en un comunicado Ben Wizner, director del proyecto de Expresión y Privacidad de ACLU.

"Éste no es sólo un día triste para Bradley Manning, también es un día triste para todos los estadounidenses que dependen de informantes valientes y de una prensa libre para un debate público íntegramente informado", agregó el representante de la organización, una de las más antiguas y notorias de EEUU. ACLU agregó que un sistema legal "que no distingue entre las filtraciones a la prensa en interés público y la traición al país no sólo causará resultados injustos sino que privará a la gente de información relevante que es necesaria para la rendición de cuentas democrática".

Por su parte, Rusia considera "injustificable" la dureza de la condena dictada hoy contra el soldado. "Cuando se trata de los intereses de Estados Unidos, el sistema judicial norteamericano toma decisiones ejemplarizantes de una dureza injustificable sin reparar en la defensa de los derechos humanos, como en el caso de Manning", dijo Konstantín Dolgov, jefe del departamento de Derechos Humanos y la Democracia de la Cancillería rusa. El diplomático subrayó que "este doble rasero aplicado a la supremacía de la ley y los derechos humanos demuestra una vez más la falta de fundamentos para las pretensiones de EEUU al liderazgo (mundial) en estos asuntos".

En último lugar, Reporteros Sin Fronteras consideró que la pena es "desproporcionada" y constituye un ataque directo contra el buen funcionamiento de la democracia en Estados Unidos. "La condena golpea de nuevo a los informantes y subraya su vulnerabilidad. El Ejército estadounidense les envía un mensaje claro, al igual que a los periodistas que corran el riesgo de publicar sus revelaciones", señaló la ONG en un comunicado.