Archivo de Público
Lunes, 19 de Agosto de 2013

El secuestrador de Ingolstadt pone en libertad a los rehenes

Se trata de un joven de 24 años con antecedentes penales y que recibía tratamiento psiquiátrico. La Policía no ve relación entre el secuestro y el acto electoral que Angela Merkel tenía previsto realizar en la ciudad

EFE ·19/08/2013 - 12:17h

El hombre de 24 años que había secuestrado a tres personas y que mantenía retenidas a dos de ellas en el ayuntamiento de Ingolstadt, ha puesto fin a su acción y se ha entregado a la Policía. Ambas se encuentran ilesas. La liberación de los rehenes se produjo gracias a la intervención de un comando especial que se encontraba desde primeras horas en las proximidades del ayuntamiento.

El secuestrador, que según la Policía estaba recibiendo tratamiento psiquiátrico y tenía antecedentes penales, armado con una pistola mantuvo retenidas a tres personas en el interior del ayuntamiento antiguo de Ingolstadt, al sur de Alemania. El secuestrador liberó primero al segundo teniente de alcalde de la ciudad, Sepp Misslbeck tras las negociaciones con la Policía.

El secuestrador es un joven de 24 años con "una "larga lista de antecedentes penales" por causar daños físicos y amenazas, según dijo el alcalde de la ciudad, Alfred Lehmann, en una rueda de prensa conjunta con el ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann.

El secuestro obligó a suspender el acto electoral que la canciller alemana, Angela Merkel, tenía previsto celebrar en la ciudad la tarde de este lunes, según ha informado la CDU en un comunicado.

Entre los retenidos se encuentra el segundo teniente de alcalde de la localiduad, Sepp Mißlbeck, y una mujer que había obtenido una orden de alejamiento contra él, que según medios locales, fue condenado el pasado junio a una pena de un año y ocho meses de libertad condicional por acosar a una joven de 25 años.

No guarda relación con el mitin de Merkel

Los agentes descartaron que el hecho guarde relación con el acto electoral de la canciller alemana. El sujeto entró en el edificio público de la localidad bávara sobre las nueve de la mañana y retuvo en su interior a tres personas, según medios locales.

Se está intentando negociar con el secuestrador y alrededor de 200 agentes de la Policía, entre ellos un equipo de intervenciones especiales, se concentran en torno al antiguo ayuntamiento, cuyos alrededores han sido desalojados y cerrados al tráfico por seguridad.