Domingo, 7 de Octubre de 2007

Miles de personas piden la excarcelación de los miembros de Batasuna detenidos

EFE ·07/10/2007 - 09:55h

EFE - Cabecera de la manifestación que recorrió ayer las calles de Bilbao, en protesta por la detención de 23 miembros de la dirección de Batasuna. EFE

Miles de personas demandaron ayer la liberación de los miembros de Batasuna detenidos en la madrugada del jueves en Segura (Guipúzcoa) mediante su participación en las manifestaciones que por la tarde recorrieron las principales calles de las capitales vascas y que concluyeron sin incidentes.

En Bilbao, cerca de 3.000 personas tomaron parte en la marcha que se desarrolló tras una pancarta en la que se leía "independentziari ateak ireki. Gora Euskal Herria askatuta!" (abrir las puertas a la independencia. ¡Viva Euskal Herria libre!), portada, entre otros, por Marije Fullaondo, integrante de la Mesa Nacional de Batasuna que sigue en libertad.

La manifestación partió pasadas las seis de la tarde del Sagrado Corazón y discurrió por la Gran Vía de la ciudad entre gritos en demanda de la excarcelación de los detenidos, en apoyo a Batasuna y en favor de la independencia.

"Borroka da bide bakarra" (la lucha es el único camino), "Herriak ez du barkatuko" (el pueblo no perdonará) y "PNV español" fueron otras consignas que se escucharon durante la marcha, que concluyó cerca de una hora más tarde ante el Palacio de Justicia, que se encontraba custodiado por efectivos antidisturbios de la Ertzaintza.

A su término, un manifestante dio lectura a la misma declaración difundida horas antes por el dirigente de Batasuna Pernando Barrena, en la que se considera que la operación policial que se saldó con parte de la Mesa Nacional de la formación ilegalizada detenida constituye "una declaración de guerra en toda regla" del Gobierno español "al movimiento independentista vasco".

En San Sebastián, varios miles de personas se manifestaron tras una pancarta con el lema en euskera "Marco democrático para Euskal Herria. No a la Constitución. No a la represión. Abrir la puerta a la independencia. Viva Euskal Herria Libre", que portaban, entre otros, los dirigentes de Batasuna Karmele Aierbe, Iñigo Balda y Eusebio Lasa, y la representante del sindicato LAB Ainhoa Lasa.

En las primeras filas de la marcha, se encontraban además otros destacados miembros de la izquierda abertzale, como el secretario general de LAB, Rafa Díez, el ex dirigente de ETA Eugenio Etxebeste "Antxon" y el miembro la dirección de la antigua Herri Batasuna, José María Olarra.

Tres furgonetas de la Ertzaintza precedían la manifestación, que partió pasadas las 17:30 horas del Boulevard donostiarra y que también fue controlada desde el aire por un helicóptero de la policía vasca.

Al finalizar la marcha, Olarra animó a los congregados a "mantener la cabeza fría" y a "no caer en la noria de la represión", así como a "arrimar todos el hombro" a pesar de que "vendrán tiempos duros".

Al PSOE le advirtió de que "aunque traiga tanques no nos someteremos" porque "no hay cárcel que valga hasta que no liberemos a este pueblo", y al PNV le llamó "esclavo" de los socialistas.

En Vitoria, alrededor de 1.500 personas se manifestaron al grito de "Batasuna aurrera" o "Indepentzia". Entre los asistentes, se encontraba Iñaki Olalde, miembro de la Mesa Nacional, que portaba la pancarta junto a otros dirigentes de la izquierda abertzale de Álava como Pablo Gorostiaga o Amparo Lasheras.