Viernes, 8 de Febrero de 2008

Los inmigrantes tendrán un 'visado por puntos' si gana Rajoy

PÚBLICO.ES ·08/02/2008 - 15:07h

El coordinador de programa del PP, Juan Costa, en la rueda de prensa de presentacion de los ejes del programa electoral del PP. EDU PARRA

Si gana las elecciones del 9-M, el PP instaurará un visado "por puntos" para extranjeros que premiará a los extranjeros que muestren "mayor capacidad de integración".

Juan Costa, coordinador del programa electoral de los conservadores, no ha querido extenderse en explicar cuáles serán los factores que se juzguen para sabeer si un extranjero está integrado o no, durante la presentación de los ejes de la campaña del PP. Probablemente estará relacionado con lo que ayer dejaba caer mariano Rajoy en la entrevista que hizo en Cuatro con Iñaki Gabilondo.

Rajoy hablaba, aunque sin dar detalles, de que los extranjeros que quieran vivir en el país tendrían que "aceptar nuestras costumbres". Cuando Gabilondo le inquirió a qué se refería con costumbres, el líder del PP se referió a la poligamia y de la ablación.

Eliminar el "cupo único" 

Según Costa, este visado "por puntos" pretende eliminar "el cupo único" que, para los conservadores, se aplica ahora en España. Por ejemplo, cuando el país necesite mano de obra extranjera, el Gobierno del PP dará entrada a los inmigrantes dependiendo de los puntos que obtengan evaluando dos criterios: el origen y las capacidades del interesado.

Y para ensalzar la idea del partido, Costa ha dicho que se trata de un "paso adelante y una manifestación de seriedad y responsabilidad" de Mariano Rajoy, añadiendo que "en la UE se debería promover y plantear la generalización de instrumentos y políticas de estas características, que garantizan la plena integración y que todos compartamos los valores de la mayoría". Tras arremeter contra los que han calificado de xenófoba esta iniciativa electoral de su partido, señaló que el PSOE "suele hacer descalificaciones de manera infundada e injustificada, mintiendo y faltando a la realidad".

A su juicio, la política de inmigración del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "ha fracasado, y no existe un modelo que garantice la integración eficiente y eficaz" de estas personas. Por ello dijo que el "gran reto" del PP es que las personas extranjeras que lleguen a España, a las que "ofrecemos toda la solidaridad, compartan con nosotros -los españoles- los valores y principios de la mayoría ¡Qué cosa más razonable que, después de que vienen a trabajar y llevan un año de residencia, y cuando toman la decisión de renovar su permiso, el Estado y esa persona digan que ese es un día importante en el que se decide que todos tendremos compromisos y responsabilidades conjuntas!", exclamó.

No obstante, el PP no ha inventado nada en este aspecto y lo único que está haciendo es vender la política de inmigración que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quiere implantar en el país vecino y que tantas veces ha explicado con la frasen "debemos elegir la inmigración que queremos y no la que los inmigrantes quieren".

Uso del pañuelo islámico 

Por otra parte, y como en el caso anterior, el PP por boca de Costa ni se moja ni se deja de mojar en lo relacionado con la polémica del uso del pañuelo islámico en los colegios. Aseguró que el PP recogerá esta cuestión, "dentro del principio político de la igualdad entre españoles y personas de distinto sexo". Porque, según él "hay que evitar los símbolos y aquellas cuestiones que puedan suponer o manifestar un elemento de discriminación o elemento de sumisión de la mujer".

Noticias Relacionadas