Archivo de Público
Sábado, 17 de Agosto de 2013

Año I después de Falcao

Los rojiblancos se encomiendan a Villa y Baptistao, los dos nuevos fichajes, para suplir la marcha del delantero colombiano, y convertirse en una alternativa sólida a Barcelona y Real Madrid

PÚBLICO ·17/08/2013 - 07:00h

Villa, durante su presentación con el Atlético.

Tras la mejor temporada desde el año del doblete, hace 17 años, el Atlético de Madrid se enfrenta este año al reto de continuar el ascenso para poder ser una verdadera alternativa a Barcelona y Real Madrid en la Liga.

No lo tendrá nada fácil, pues la irremediable marcha de Falcao al Mónaco este verano ha dejado una buena millonada pero también un aparente solar en la delantera rojiblanca.

Para tratar de cubrir el inmenso hueco que deja el Tigre, los colchoneros han contratado a un coste casi irrisorio al '7' de España, Villa, que salió por la puerta de atrás del Barcelona tras una última temporada con problemas físicos y también reñido con su mejor amigo, el gol.

Pese a todo, la llegada del Guaje -que descartó al Valencia- ha llenado también el corazón de los colchoneros, ilusionados con el asturiano, como demostraron en su presentación, con 20.000 aficionados aclamándole en el Calderón. También Villa ha mostrado su compromiso y ganas de competir, que tanto gustan al Cholo.

Ha llegado también el brasileño Leo Baptistao tras una maravillosa temporada en el Rayo Vallecano. Esperan los rojiblancos que ambos, junto a Diego Costa, que cerca andó de irse a Liverpool, y Adrián, sean suficientes para el gol atlético, del que prácticamente fue amo y señor Falcao en sus dos años en el Atlético.

El desafío de la Champions

Han logrado también los rojiblancos que Courtois y Arda Turan, pilares del equipo, permanezcan en el club. Se espera además un mayor protagonismo del joven canterano Oliver Torres, que ya gozó de minutos la temporada pasada, y al que Simeone podría ir dándole entrada en el equipo.

Con ellos y el resto del bloque de la última temporada que no pudo acabar de mejor manera tras derrotar al Madrid en el Bernabéu en la final de Copa, Simeone tiene por delante de nuevo el desafío la Champions League. En ella que se espera más que en sus últimas participaciones, tras sus exitosas apariciones por Europa de los últimos años -con dos Europa League y otras dos Supercopas de Europa-.