Archivo de Público
Miércoles, 14 de Agosto de 2013

Más de 150 muertos en Egipto tras la carga del Ejército a los seguidores de Mursi

El Gobierno ha confirmado 95 muertos y 847 heridos en el país en el marco de los enfrentamientos entre los seguidores del anterior presidente, Mohamed Mursi, y las fuerzas de seguridad.

EFE ·14/08/2013 - 09:33h

La intervención del Ejército egipcio contra los seguidores del anterior presidente del país, Mohamed Mursi, derrocado por un golpe de Estado el pasado 3 de julio, han dejado decenas de muertos en El Cairo y en otros puntos del país. Las cargas del Ejército y de la Policía se iniciado a primera hora de la mañana, con el deslojo de los dos campamentos de protesta en El Cairo. Los últimos datos oficiales del recuento de victimas alcanza los 149 fallecidos en diversas provincias del país, según fuentes del Ministerio de Sanidad egipcio. Sólo en la capital egipcia el Ministerio de Sanidad señala que al menos 49 personas han perdido la vidad. Además, hay 1.403 heridos.  Anteriormente, el Ministerio de Sanidad había hablado de víctimas en las provincias de Beheira y Daqahiliya (norte), en Suez (este), Luxor (sur) y Alejandría (norte), entre otras.

Entre los fallecidos se encuentran dos periodistas, uno británico de Sky News y una egipcia de Xpress. Igualmente, entre los fallecidos figura la hija adolescente uno de los líderes de los Hermanos Musulmanes, Mohamed el Beltagy, detenido este miércoles durante uno de los desalojos en la capital egipcia. El hermano de la joven ha afirmado que la adolescente ha recibido disparos en la espalda y en el pecho.

También, cuatro policías egipcios murieron por disparos realizados por seguidores del depuesto presidente en un barrio del oeste de El Cairo, según la televisión estatal. Además, según los medios oficiales, se han producido incidentes separados a lo largo del país, en los que varias comisarías y edificios del Gobierno han sido objeto de ataques después de que las fuerzas de seguridad dispersasen las protestas que piden la vuelta de Mursi.

Hermanos Musulmanes, por su parte, ha afirmado que el hospital de campaña situado cerca del campamento de Raba al Adawiya ha declarado 2.200 muertes y ha atendido a más de 10.000 personas, según el diario egipcio Al Ahram.

Ataque al campamento

El Ejército egipcio ha abierto fuego contra manifestantes partidarios del anterior presidente de Egipto, Mohamed Mursi, que intentaban sumarse a uno de los campamentos de protesta de El Cairo que está siendo desalojado por los agentes de las fuerzas de seguridad, según ha informado un reportero de Reuters presente en el lugar.

20 personas han recibido disparos en las piernas por parte de militares egipcios

El periodista ha indicado que ha visto a unas 20 personas que han recibido disparos en las piernas por parte de militares egipcios. Los partidarios del presidente depuesto estaban lanzando piedras y cócteles molotov contra los militares egipcios.

Además, la policía ha detenido al destacado dirigente de los Hermanos Musulmanes Mohamed el Beltagui en las inmediaciones de la plaza de Rabea al Adauiya. Una fuente de los servicios de seguridad informó de que El Beltagui fue arrestado en un edificio próximo a la plaza.

Contra El Beltagui penden varias órdenes de detención por su supuesta implicación en disturbios desde el pasado 3 de julio, cuando el presidente Mohamed Mursi, que militó en la Hermandad hasta su acceso al poder, fue depuesto por el Ejército. Ahora los agentes persiguen al clérigo islamista Safuat al Higazi, que también se encontraba entre los acampados en Rabea al Adauiya.

Miles de seguidores del expresidente Mursi se encuentran concentrados en Rabaa al Adawiya, para reclamar el retorno al poder del mandatario, que fue desalojado por un golpe de Estado perpetrado por militares. Un testigo ha asegurado que ha visto quince cuerpos en el hospital de campaña que hay en el campamento de protesta.

La televisión estatal agregó que al menos 200 simpatizantes de la Hermandad fueron detenidos durante el asalto policial. La policía comenzó a primera hora de esta mañana a tirar gases lacrimógenos contra las acampadas, lo que derivó en choques con los islamistas. Ambas partes se acusan de haber empleado armas de fuego durante los enfrentamientos.

Desde el golpe de Estado del 3 de julio, más de 300 personas han perdido la vida "Es repugnante, están destrozando nuestras tiendas. No podemos respirar y hay mucha gente en el hospital", ha relatado a Reuters Murad Ahmed, uno de los acampados situado junto al hospital del campamento, en el que los Hermanos Musulmanes han llevado sacos terreros para resistirse a la operación de desalojo lanzada por las fuerzas de seguridad.

La agencia de noticias oficial MENA ha indicado que las fuerzas de seguridad van a llevar a cabo un plan para dispersar por fases a los manifestantes partidarios de Mursi. En la otra punta de El Cairo, se ha podido ver una nube de humo que sale del campamento de protesta de Nahda, donde los agentes han irrumpido para desalojar a los manifestantes.

Desde el golpe de Estado del 3 de julio pasado, más de 300 personas han perdido la vida, incluidos decenas de seguidores de Mursi abatidos por las fuerzas de seguridad egipcias.

"Dureza y firmeza"

El Gobierno egipcio, por su parte,  ha amenazado este miércoles con hacer frente con "toda la dureza y firmeza" a los ataques contra propiedades públicas y comisarías. El portavoz del Consejo de Ministros Sherif Shauqi ha leído un comunicado del Ejecutivo en el que asegura que perseguirán a "los alborotadores" para proteger las propiedades del pueblo.

Además, el Gobierno pidió a los Hermanos Musulmanes que dejen de instigar a sus seguidores para que perjudiquen la seguridad nacional. "El ejecutivo atribuirá a los dirigente de los Hermanos Nusulmanes la responsabilidad total de cualquier sangre que se derrame y de todo el caos y la violencia actual", advirtió el portavoz. Asimismo, insistió en que las autoridades seguirán adelante con el plan trazado para la transición, que contempla la celebración de elecciones anticipadas y la reforma de la Constitución.

El Consejo de Ministros alabó, además, el papel desempeñado por las fuerzas de seguridad para aplicar la ley en las plazas de Rabea al Adauiya y del Nahda, en El Cairo, "lo que se refleja en el reducido número de heridos".

Reacciones en Europa

La Unión Europea (UE) reclamó este miércoles contención a todas las partes en Egipto y consideró "extremadamente preocupantes" las informaciones sobre víctimas en el desalojo de las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi.

"La violencia no ofrece soluciones", señala el portavoz comunitario Peter Stano

"La violencia no ofrece soluciones y por eso estamos instando con fuerza a todas las partes a ejercer la mayor contención", señaló el portavoz comunitario Peter Stano. Además, aseguró que la UE sigue con "gran preocupación" la situación sobre el terreno y subrayó su compromiso con un Egipto "fuerte, democrático, inclusivo y próspero".

Bruselas se había mostrado en contra de las intenciones de las autoridades egipcias de desmantelar por la fuerza los campamentos de los Hermanos Musulmanes y había pedido "que se garantice el derecho de expresión mientras las manifestaciones sean pacíficas".

La UE ha instado a todas las partes en Egipto a dar pasos para una "genuina reconciliación" y preparar "lo antes posible" elecciones presidenciales y parlamentarias, una postura que ha defendido junto a Estados Unidos.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, instó  a su homólogo egipcio Nabil Fahmy a no renunciar a los esfuerzos para encontrar una solución pacífica a la crisis en Egipto. Westerwelle, según el Ministerio de Exteriores, habló por teléfono con Fahmy y dijo que todas las partes en conflicto deben comportarse de manera responsable y contribuir a detener la escalada de violencia.

Simultáneamente, el gobierno alemán actualizó sus advertencias acerca del riesgo que implica viajar a Egipto debido a la incertidumbre por las repercusiones de la violencia en las zonas turísticas.