Domingo, 7 de Octubre de 2007

Miles de personas exigen en Madrid una vivienda digna al grito de "Nos van a oír"

EFE ·07/10/2007 - 00:37h

EFE - Pancartas reivindicativas en la manifestación por una vivienda digna, hoy en Murcia. En Madrid y Barcelona se repitieron las protestas. EFE

Miles de personas, en su mayoría jóvenes, se han manifestado hoy en Madrid, al grito de "Nos van a tener que oír. V de Vivienda, V de Victoria", para reivindicar el derecho de todos los ciudadanos a una vivienda digna.

La marcha, que ha transcurrido sin incidentes desde la Puerta del Sol hasta Atocha por Cibeles y el paseo del Prado, forma parte de las manifestaciones por una vivienda digna, que se han celebrado en varias ciudades españolas, convocadas por la Plataforma V de Vivienda.

Los manifestantes, 2.000 según la Policía Nacional y 20.000 según fuentes de la organización, han marchado detrás de una pancarta en la que se leía "Gente sin casa, casa sin gente. Alquiler social, ni subvenciones ni migajas".

Varios de los participantes portaban banderas republicanas y algunos carteles en los que pedían una vivienda justa, y durante todo el recorrido se han coreado gritos como "Qué pasa, que pasa, que no tememos casa", "Espe, espe, especulación" o "Madrid, capital de la especulación".

La manifestación ha ido precedida por un camión en el que iban dos superhéroes: "Supervivienda" y su alter ego "hipotecón", que coreaban consignas y leían datos como que en todo el país existen tres millones de casas vacías, que en Europa el alquiler alcanza el 40% y en España apenas el 5% o que más de 30.000 personas duermen en la calle, una cifra que en verano se duplica.

A mitad del recorrido, en la plaza de Cibeles, "Supervivienda" ha depositado de forma simbólica una casa de cartón en la puerta del Banco de España, porque, según ha dicho, "al final es el que se queda con nuestras casas", mientras los manifestantes gritaban "manos arriba, esto es un atraco".

Al llegar a Neptuno, en la confluencia con la Carrera de San Jerónimo, sede del Congreso de los Diputados, ha repetido el gesto, esta vez para llamar la atención de los políticos.

Dos horas y media después de su comienzo, la marcha ha finalizado en la glorieta de Atocha, donde "Supervivienda" ha leído un comunicado en el que los convocantes han asegurado que la manifestación "no es solo un acto de protesta por la lamentable situación actual, propiciada por la vergonzosa actitud de los poderes públicos", sino "la demostración de que se ha acabado el conformismo y ahora exigimos ser los protagonistas".

Han denunciado que "a falta de escasos meses para las elecciones generales hemos asistido con vergüenza primero, e indignación después, a una subasta de promesas y medidas electoralistas, que han convertido un asunto tan importante en un bazar en el que todos juegan al quién da más".

Los manifestantes han reivindicado que la vivienda sea un derecho, no un negocio, garantizado por el Estado como la sanidad o la educación.

Han pedido la creación de un parque público de vivienda social en alquiler, a un precio "realmente asequible para nuestros bolsillos", y para ello, han propuesto dar un uso social a los más de tres millones de viviendas vacías o gravarlas como bienes de lujo, y con ese dinero construir casas.