Viernes, 8 de Febrero de 2008

"Columbus", un laboratorio científico europeo en el espacio

EFE ·08/02/2008 - 12:15h

EFE - EEUU- ESPACIO-ATLANTIS:NAS100- CENTRO ESPACIAL KENNEDY (FL, EEUU),09/12/07.- Fotografía de hoy, 9 de diciembre de 2007, cortesía de la NASA del transbordador espacial Atlantis estacionado en la base de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy en Florida, (eeuu) momentos en después de que la agencia decidiera posponer hasta el 2 de enero la salida de la nave, debido a un problema en los sensores de los tanques de combustible, según dijeron fuentes oficiales. El propósito del viaje era una misión de once días con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI) y en la que tenía previsto transportar e instalar el laboratorio científico europeo Columbus. EFE/NASA/George Shelton/SOL USO EDITORIAL

El laboratorio "Columbus" se convertirá a partir del próximo fin de semana en uno de los principales instrumentos científicos del hombre en el cosmos y en la mayor aportación de Europa a la Estación Espacial Internacional (EEI).

El laboratorio viajó el jueves al espacio para ser instalado y activado en la EEI en un operativo que es el objetivo central de la misión del transbordador "Atlantis".

Para ello se necesitarán tres actividades extravehiculares (EVA) o caminatas espaciales en la primera de las cuales intervendrá el astronauta alemán Hans Schlegel de la Estación Espacial Europea (ESA).

Según indicó la NASA en el informe sobre la misión STS-122 de los transbordadores, el "Columbus" será un importante centro de experimentos biológicos, físicos y de materiales que ampliará de manera considerable la capacidad científica del complejo.

"Columbus significa mucho para Europa. Finalmente tendremos nuestro propio territorio en el espacio", dijo Alan Thirkettle, director del programa de la EEI para Europa, quien presencio el lanzamiento del "Atlantis" en el Centro Espacial Kennedy.

Construido a un costo de casi 2.000 millones de dólares, Europa espera recoger algunos dividendos de esa inversión en la forma de avances tecnológicos que redundarán en beneficios para los contribuyentes, añadió.

Además del "Columbus" y de Schlegel, la otra contribución europea es el astronauta francés Leopold Eyharts, quien se convertirá en el inquilino número 16 de la EEI en sustitución del astronauta estadounidense Dani Tani, quien regresará a la Tierra en el "Atlantis".

Ninguno de los astronautas europeos es un novato de los viajes espaciales. Schlegel participó en una misión de investigación científica de los transbordadores en 1993, en tanto que Eyharts pasó tres semanas a bordo de la estación rusa "Mir" en 1998.

El "Columbus", que será instalado a estribor del módulo "Harmony", sobre el eje central de la EEI, con una vida útil de 10 años, tiene una longitud de siete metros con un peso de 10,3 toneladas en tierra.

Su cuerpo principal, así como sus estructuras secundarias, han sido fabricadas con aleaciones de aluminio y sus superficies están cubiertas con varias capas aislantes para mantener la estabilidad termal.

A ello se agregan dos toneladas de paneles también construidos con aleaciones de aluminio a las cuales se han agregado capas de Kevlar y Nextel para proteger al laboratorio de los escombros cósmicos.

Kevlar es una fibra de vidrio ultra resistente a los impactos en tanto que Nextel es un poderoso aislante de cerámica.

El volumen interno del "Columbus" de 75 metros cúbicos puede albergar 16 estantes dispuestos en cuatro cuerpos en la sección cilíndrica con dimensiones e interfaces estándar donde se puede realizar una masa de experimentos de hasta 700 kilogramos, indicó la NASA.

Una característica importante del "Columbus" es que sus sistemas pueden ser fácilmente adaptables a todos los demás módulos que no sean rusos y albergar otras instalaciones o subsistemas experimentales, añadió.

Aunque es el más pequeño de los laboratorios de la EEI, tiene un volumen y potencia similares a los demás. A ello se agrega el hecho de que viaja con una carga de 2.500 kilogramos de instalaciones y equipos.

Esas instalaciones incluyen el "Biolab" para experimentos con microorganismos, cultivos celulares y de tejidos, además de plantas y animales.

También cuenta con el "Laboratorio de Ciencias de Fluidos" que podría conducir a mejoras de producción energética, eficiencia de propulsión, así la observación de otros problemas ambientales.

Otras instalaciones importantes del "Columbus" son los módulos dedicados a experimentos relativos a la fisiología humana que tienen que ver con la pérdida ósea, la circulación sanguínea, la respiración y el comportamiento orgánico e inmunológico en la ingravidez del espacio.